Amenaza al voto democrático en Argentina: Ahora 1 Plataforma digital

Amenaza al voto
Amenaza al voto

NA-AT Technologies propone una herramienta potencialmente peligrosa constituyéndose en una amenaza al voto democrático.

Con el fin de beneficiar la participación igualitaria de todo argentino, donde quiera que este se encuentre, encaminando la consulta ciudadana hacia una decisión colectiva, inclusiva y ¿transparente?.

El empresario Carlos Chavarría, CEO de NA-AT Technologies una empresa que se autodenomina experta en biometría, procesos digitales y seguridad, informó el interés de sumarse a los actuales esfuerzos en los ejercicios democráticos.

Mediante el uso de la tecnología biométrica remota, tales como elecciones, consultas ciudadanas, plebiscitos o revocación de mandato, con lo cual la reducción en traslados, logística y personal involucrado.

Podría ser de hasta en un 99%, a la vez que aumentaría la certidumbre en el proceso.

Amenaza al voto, con la tecnología
Amenaza al voto, con la tecnología

La primera cuestión es que el empresario propone utilizarla como revocación de mandato, cuando en Argentina no existe dicha figura jurídica. Esta falta de contexto local, nos indica un grado de desprolijidad en el análisis de cada necesidad.

“Es de suma importancia la participación de los ciudadanos para que expresen su voluntad sin riesgo de coerción, hostigamiento o compra de votos, prácticas que, con la tecnología adecuada, deben ser erradicadas en todos los niveles de gobierno, si se quiere ser percibido como un país democrático”, mencionó el empresario.

Como empresario debería conocer un poco de historia argentina y si bien no somos un país modelo en medidas económicas, a nivel democrático, 40 años de historia democrática ya nos hace percibir como un país democrático.

El centro del debate es el tema de la adecuada selección de las tecnologías que deben estar involucradas, no sólo en el voto electrónico.

Sino en la validación de identidad de forma remota, asequible desde cualquier dispositivo y garantizar la secrecía con candados digitales que impiden compartir la decisión del sufragio con otras personas.

Ya que los ciudadanos podrían dar su apoyo desde cualquier smartphone o PC incluso sólo con un link de Whatsapp.

Algunos empresarios no son capaces de mensurar el riesgo, no comprenden lo crítico que puede ser enviar un link por WhatsApp.

A diferencia del respetable empresario, yo nunca propondría una tecnología con un aparentemente alto nivel de falsos negativos, con una tasa que podría alcanzar el 30% según nos comentan colegas de México.

Cabe mencionar que la plataforma FAD® Participación Ciudadana ya está a disposición del gobierno argentino, con la finalidad de que los ciudadanos puedan expresar su voluntad respecto a la votación a través de un dispositivo móvil, desde su casa o dónde quiera que se encuentren.

Esperamos con sincera honestidad intelectual que nadie cometa la imprudencia de aceptar este tipo de soluciones mágicas para poner en peligro el derecho fundamental de la democracia, que es la confidencialidad del voto.

“Con la selección, integración e implementación adecuada de la tecnología biométrica remota, se podrá emitir el voto.

Sin estar físicamente en el lugar de votación y sin riesgos de que alguien pueda usar su identificación o datos personales para fines maliciosos”, agregó Chavarría.

Cabe consignar que esta redacción no está para nada de acuerdo con la afirmación temeraria del empresario.

La plataforma, ya probada en el sector financiero desde hace más de 5 años, integra elementos que van desde la validación del Documento Nacional de Identidad (DNI), prueba de vida 3D.

Video de aceptación del  acuerdo y una constancia de conservación con tecnología de seguridad blockchain, los cuales permiten atribuir la identidad de la persona, garantizar la seguridad de sus datos y evitar que el documento sea alterado en el tiempo, mitigando el riesgo de fraudes e intentos de suplantación de identidad.

Algunas empresas nos siguen subestimando, considerando a blockchain como una herramienta de seguridad, cuando toda la información corre sobre un libro público. Qué no se pueda alterar, no significa que cumple con los estándares de privacidad tan necesarios en estos temas, tan delicados.

 

amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, amenaza al voto, 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT CONNECT LATAM

 

88 / 100