CESSI: Es la educación estúpido! 2

CESSI te invita a pensar sin enseñarte

CESSI te invita a pensar sin enseñarte

Nunca creí que haría una segunda columna titulando “Es la educación…” dedicada a un Presidente de la CESSI, siendo este otro mandato y otro actor.

 

Pareciera que es más simple hacer una sustancia homogénea entre el agua y el aceite, que lograr que la CESSI logre estructurar un plan que denote que lo central es la educación, que sea serio y coherente con lo que el mercado que ellos dicen representar requiere.

Obviamente estoy parafraseando a al Presidente Bill Clinton cuando acuñó su frase genial, “es la economía, estúpido”…. Para llamar la atención del electorado, en ninguna circunstancia trataría de tal forma a un presidente de la CESSI, con ese calificativo.

Agudizando el ejercicio de parafrasear, recordé al actor argentino Enrique Pinti, que en su obra Salsa Criolla decía, “pasan años, pasan los gobiernos, pasan los políticos, quedan los artistas” en este caso podríamos decir:

“Pasan los años, pasan los gobiernos, pasan los políticos, pasan los artistas, queda la CESSI.”

En el fondo me siento un poco culpable, haciendo revisionismo histórico recuerdo en la primera columna que titulé “Es la educación, estúpido”, recuerdo que en esa época militaba en la Confederación General de la Industria, y le sugería en dicha nota al Presidente de la CESSI de aquel entonces, que cristalizara las oportunidades que la industria resignaba, capacitando a ciudadanos y fondeándose -en aquel entonces-, con dinero del Ministerio de Trabajo de la Nación Argentina.

Jamás imaginé, ni en mi peor pesadilla que este muchacho haría lo que le sugerí, pero con la idea trasnochada que en 32 horas se formaba un programador.

Todavía guardo en casa copia de los manuales que mandaron a imprimir para ese acto de desmesura educativa.

IT CONNECT LATAM

Información de valor para ejecutivos que toman decisiones de negocios

Menos aún, imaginé que un gobierno de trasnochados lo nombraría subsecretario de nada.

Luego del infortunio de que me hicieran caso, la CESSI intentó inventar múltiples sabores educativos, con resultados inversamente proporcionales a los cuantiosos presupuestos que las diferentes administraciones les asignaban.

Luego de cometer 111 mil papelones, abusando del bolsillo de payaso del Estado Nacional, generoso como pocos, no comprendo de que forma volvieron al ataque.

Días atrás se conoció el Plan “Program.ar”, no me queda claro si alguien quería programar sus vacaciones o esto era un plan educativo.

De verdad, nada me haría más feliz que la CESSI me cerrara la boca con resultados, cada vez que doy una charla en alguna facultad, miro a los asistentes a la cara y me angustio al ver el escaso nivel de oportunidad que le brindamos.

Pensemos juntos sin ninguna animosidad, luego de una brutal pandemia, luego de más de un año de escuelas cerradas;

¿cuál será el nivel general de análisis matemático de cualquier pibe, de cualquier provincia y de cualquier ciudad?

Muchachos, leyeron de la pandemia, ¿verdad?

Digo, para saber que estamos en la misma página.

Fíjense mi falta total de animosidad, que hasta les doy la ventaja de analizar el nivel previo, solo tomo la pandemia.

Analicé los vídeos de YouTube sobre Matemáticas de Adrian Paenza, imaginé que habían explotado, pero para profundizar mi desesperanza, veo que tuvieron un desempeño normal, sin saltos cuantitativos.

Grupo de elite de empresarios tecnológicos, algunos de los cuales se cuelgan la cucarda de “Unicornios” y a ninguno ¿se le ocurrió pensar en la lógica?

No sé, quizás mi razonamiento era lo más lógico.

Cuenten a los que no sabemos nada, ¿cómo se estructura un equipo de trabajo con pasantes que no entiende nada de lógica?

¿Cómo sería un proceso de inducción a la lógica con un candidato que repite código como loro sin entender de lógica?

¿Cómo hubiesen entendido Ustedes qué era la programación sin lógica?

¿Nadie tuvo la idea guajira de arrancar con 3 meses de nivelación en matemáticas? Inclusive restando ese tiempo a la práctica de código.

Yo hubiese titulado el segmento “Pandemia Style”.

Lo que hicieron muchachos, es aplanar la pirámide de innovación, ocupamos más tiempo en corregir errores de concepto, que en invertir en innovación.

No se si les admiro más la capacidad de construir fracasos, o la música de vuestra prédica que encanta a los funcionarios cual hermosas sirenas marinas.

Me resta averiguar como ofrecen los ambientes de desarrollo a los aspirantes, no digo que es bueno o malo, solo no lo sé.

Señor Presidente de la CESSI, se lo pido por favor, esta vez hágalo bien, o algún día algún funcionario de gobierno se va a dar cuenta que lo lógico es dejar que los trabajadores tomen el control de la capacitación y va a hablar con los actores que corresponden y no con Ustedes.

Yo avisé! Es la educación! La notebook que pueden comprarse para estudiar y el internet es otro capítulo.

Seguro que ni la CESSI ni la Fundación vieron esto

Nota de la redacción: si bien en la página de program.ar aparece la Fundación Sadosky y no la CESSI, todos sabemos el lazo de sangre entre la Fundación y la CESSI, pero antes de perder el tiempo en marcar este detalle, avísenle a la Fundación que la memoria de Sadosky merece un certificado digital para que la página sea segura. Si no tienen plata me avisan y yo se los dono.

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

 

94 / 100