JBS: el gigante de la carne de rodillas frente a 1 ataque de ransom

JBS

JBS

JBS el gigante global de la carne, fue víctima de un ataque cibercriminal, paralizando la actividad en gran parte de sus filiales a nivel mundial

Una grupo cibercriminal, aún no identificado, que algunos analistas sugieren que tienen su sede en Rusia fue el origen de un ataque de ransomware que ha interrumpido la matanza de animales en la empresa multinacional JBS, dijo la Casa Blanca después de que fue contactada por el faenador de carne más grande del mundo, ya que la paralización de las operaciones amenazaba con reducir los suministros de carne y aumentar precios, a esto se suma Argentina, que suspendió por un mes sus exportaciones de sus carnes de fama mundial.

IT CONNECT LATAM

Información de valor para ejecutivos que toman decisiones de negocios

JBS, con sede en São Paulo, ha sufrido durante los últimos dos días un ciberataque en sus sistemas de América del Norte y Australia que detuvo el trabajo de decena de miles de empleados.

JBS ha suspendido alrededor de 7.000 trabajadores en mataderos australianos que dependen en gran medida del personal eventual, mientras que los turnos de al menos 3.000 trabajadores han sido cancelados en Canadá y Estados Unidos.

El ataque, identificado por primera vez el domingo pasado, es el más reciente de una serie de ataques cibernéticos contra empresas con alto impacto en las variables de la economía, incluido el ransomware que el mes pasado detuvo la cadena de producción de combustibles en el oleoducto Colonial, una fuente de alimentación de combustible sustancial para la vigorosa costa este de los EE. UU.

Mientras que los automovilistas se ofuscaban por la escasez de nafta durante el apagón de Colonial, el negocio agrícola expresó su preocupación por JBS.

JBS sufre ataque informático

“Debido a que JBS controla alrededor del 20% del procesamiento de carne en los Estados Unidos.

Ataques de seguridad como este pueden tener implicaciones masivas para nuestro suministro nacional de alimentos”, dijo la Unión Nacional de Agricultores de EE. UU. en la red social Twitter.

La Casa Blanca estaba “comprometiéndose directamente con el gobierno ruso en este asunto y transmitiendo el mensaje de que los estados responsables no albergan a los criminales de ransomware”, dijo hoy la portavoz Karine Jean-Pierre.

Jean-Pierre explicó que el FBI estaba analizando los pormenores del ataque y que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dado directivas claras a la administración para buscar formas de mitigar las interrupciones del suministro cárnico.

La empresa afirmó que había tomado medidas inmediatas cuando estableció que era víctima de un ciberataque dirigido, incluyendo la suspensión de los sistemas afectados y la notificación a las autoridades.

El ataque afectó a algunos servidores que soportan sus sistemas de tecnología de la información de Australia y América del Norte, comentaron directivos de JBS.

JBS no tiene conocimiento de ninguna evidencia en este momento de que los datos de clientes, proveedores o empleados se hayan visto comprometidos o mal utilizados como resultado de la situación.

La resolución del incidente llevará tiempo, lo que puede retrasar ciertas transacciones con clientes y proveedores ”, dijeron ejecutivos de la empresa en un comunicado a la prensa.

En los EE. UU., La planta de carne de res de la compañía en Cactus, Texas, se cerró hoy, anunció la instalación en Facebook.

Los turnos en una planta de carne de res en Greeley, Colorado, el matadero más grande de la compañía en Estados Unidos, también suspendieron sus operaciones, según informó un representante del sindicato de los empleados de la industria de la carne.

Los cierres hicieron que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos retrasara sus informes sobre los precios del ganado y la carne, citando “problemas de presentación de los empacadores”.

JBS canceló turnos en una planta de carne de res en Brooks, Alberta, y no ha indicado cuándo podrá reanudar el procesamiento de ganado, cerdos y ovejas en sus 47 instalaciones en Australia, según voceros autorizados por la firma.

Matt Journeaux, un funcionario del Sindicato de Empleados de la Industria de la Carne de Australia, dijo que el personal de JBS llegó al trabajo el lunes por la mañana y les dijeron que habían sido suspendidos debido al ataque.

“Esto afectará la producción de alimentos. Solo depende de cuánto tiempo dure el apagado. JBS exporta alrededor del 60 por ciento de lo que procesa, por lo que algunos clientes extranjeros podrían ser livianos ”, dijo.

Los futuros del ganado disminuyeron debido a las expectativas de que los rebaños retrocedan fuera de los mataderos, y el contrato de referencia en Chicago cayó casi un 4 por ciento en la ronda de hoy, según pudimos comprobar.

La industria de procesamiento de carne se basa en software y sistemas de TI para tener trazabilidad y clasificar animales, así como para mantener registros para cumplimentar con los estándares regulatorios exigidos por los Estados Unidos.

No es de extrañar que la industria de la carne se vea envuelta en este problema, sus parámetros de inversión usualmente están enfocados a otros vectores, y dejan para después a la ciberseguridad, bajo el convencimiento que su proceso no es de interés para el cibercrimen.

Es imperioso que todas las industrias, que todos los sectores de la sociedad tomen muy en serio el tema de la ciberseguridad y tracen estrategias sustentables para poder sobrevivir en un contexto cada día más agresivo y salvaje.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

Lea más

Pablo Lopez Kazelian: Streaming conozca las claves 2021

Microsoft Build 2021: Disrupción tecnológica en el desarrollo

Cloud Value Index 2021: Avaya líder destacado

THINK 2021: lo que nos dejó el evento de IBM de la semana

Wannacry: 4to aniversario, el legado

 

 

88 / 100