ARGENCON LA HIPOCRESÍA DEL CONOCIMIENTO 2021

Argencon quiere avanzar sobre la libertad de los trabajadores
Argencon quiere avanzar sobre la libertad de los trabajadores

Según ARGENCON: “Las industrias de la economía del conocimiento basan su capital de trabajo en sus profesionales.

El conocimiento -comenta Argencon- no es más que el talento organizado en equipos de trabajo. Por ende, desarrollar, retener y mejorar la calidad de sus colaboradores es el valor esencial de estas industrias

Es algo contradictorio el pensamiento de estos muchachos, llaman colaboradores a los trabajadores y no les reconocen ningún derecho.

De hecho, en la práctica, los recolectores de basura tienen más derechos que sus “colaboradores”, los trabajadores informáticos.

Nuestro ecosistema ha sido capaz de formar y desarrollar cientos de miles de profesionales de alta calidad que son reconocidos en todo el mundo, y que hoy son el cimiento de las industrias que representan el tercer rubro exportador del país.  Sin embargo, aunque sea una paradoja, esta cualidad se ha vuelto una amenaza para el sostenimiento del propio ecosistema, afirman estos entusiastas de Argencon.

Para empezar, tenemos un problema de EGO mal resuelto, “nuestro ecosistema”, ¿perdón? ¿Y el título de propiedad de ecosistema? ¿Acaso no es un poco irreverente decir “nuestro ecosistema” cuando no se reconoce al trabajador informático como tal?

Si son el principal rubro exportador del país, supongo que; ¿están en condiciones de explicar cuánto de las exportaciones de sus empresas tiene como destino Uruguay, y la razón del porque exportamos tanto a un país con un mercado diminuto?

Contemos a la gente la bicicleta completa y recuerden muchachos, que no fueron Ustedes, fue el Estado el que puso la plata y algunos sujetos la dilapidaron.

Es ampliamente conocido que el costo laboral y la carga impositiva en Argentina son de los más altos del mundo, tanto para las empresas como para los empleados. Comenta Argencon con su singular visión.

También es conocido el nivel excepcional de seguridad social goza el trabajador argentino, lo que Argencon llama costo, no es otra cosa que beneficios para el trabajador y su familia.

Esta característica endémica se agravó por el efecto de la brecha cambiaria y las normas sobre ingreso de divisas que rigen para todas las industrias, sostiene Argencon con cierto encono, pareciera que no solo comentan los muchachos de Argencon.

Mi pregunta es; reciben beneficios excepcionales, gracias a la ley de la Economía del Conocimiento, y todavía; ¿Quieren vender los dólares en el mercado paralelo? ¿No será mucho? ¿El país se desangra en una de las peores pandemias y sus niveles de voracidad aumentan con los guarismos de la pandemia?

La suma de estas circunstancias hace que las empresas -y consecuentemente sus empleados-, cobren un valor neto muy disminuido respecto del total en dólares que facturan al exterior, sostiene la muchachada de Argencon…

… Y sí, las nuevas reglas complicaron las bicicletas con Uruguay y ahora no se puede evadir como antes, es “re” comprensible que reclamen con énfasis singular…

Porque los verdes, verdaderos, no quedan acá, quedan en el Banco de Montevideo.

Uruguay un país muy amigable con muchas empresas de software argentinas
Uruguay un país muy amigable con muchas empresas de software argentinas

Esta anomalía ha inducido a que muchos profesionales opten por eludir el peso de estas cargas saliendo del mercado laboral regulado y vendan directamente sus servicios a clientes en el exterior para efectivizar “el valor pleno” de sus servicios en dólares.

A ver si nos entendemos, son trabajadores, y si sus empleadores les pagan malos salarios y venden a sus productos a sus propias empresas en Uruguay para efectivizar en dólares billete en el país vecino.

Si pagaran como paga el muchacho este que les robó los 35 recursos, ningún trabajador tiene que hacer este rulo loco para alimentar a su familia.

La culpa es de Ustedes muchachos, no de los trabajadores, es hora de que se hagan responsables de algo en esta vida.

En este caso la fuga de cerebros no requiere la emigración física de los profesionales sino, simplemente, su pase a un formato paralelo que les permite ser contratados desde el exterior eludiendo las normas previsionales, tributarias y cambiarias vigentes en nuestro país.

¿Y a la facturación vía Uruguay? ¿Cómo la llamaríamos? ¿La fuga del paralítico?

 

Esta situación se potenció con la irrupción de las “plataformas freelance” que sistematizan el mecanismo de contratación de servicios desde el exterior haciendo disponible todos los instrumentos necesarios: los clientes, los medios de pago, los contratos, las ofertas, la intermediación en el pago de los servicios, etc. 

A mi personalmente me da vergüenza ajena muchachos, ¿no son Ustedes los que hacen lo mismo con los grandes mercados globales, y en muchos casos envían con VISA de turista a muchos trabajadores argentinos, en lugar de hacer bien los papeles? ¿Quieren que pegue la causa tramitada en Tribunales de Estados Unidos y por la cual una empresa argentina pagó un millón de dólares? ¿hace falta llegar a tanto? ¿De verdad tienen miedo de competir?

Trabajadores con visa de turista, a eso le llaman sana competencia
Trabajadores con visa de turista, a eso le llaman sana competencia

Es decir, se ha creado un verdadero mercado laboral paralelo que multiplica exponencialmente el flujo de trabajadores que renuncian a la relación de dependencia para exportar servicios en modo individual.

Acá coincido plenamente, un mercado paralelo a la explotación local, los paladines del liberalismo ahora critican a la libertad de trabajo. Dan pena intelectual muchachos.

La actividad freelance es habitual en el ecosistema del conocimiento, pero siempre dentro de los marcos legales. El problema ahora es que estas locaciones de servicios se hacen mayoritariamente “en negro” creando una fuerte asimetría respecto del trabajo regulado.  

En algunas industrias, como la informática, el problema ya tiene una escala muy significativa. Es conocida la dificultad para contratar nuevos programadores y especialistas informáticos, ya que la generación de nuevo talento de nuestro sistema educativo es inferior a la demanda anual.

Para las empresas de este sector la retención del talento es cada vez más problemática porque ahora no sólo deben competir entre sí, dentro del mercado formal, sino con la fuga de empleo al mercado paralelo. 

 

¿...y si preguntan por acá, qué pasó con los recursos de las Pymes?
¿…y si preguntan por acá, qué pasó con los recursos de las Pymes?

¿Están hablando en serio? No solo no quieren actividad gremial, quieren facturar vía Uruguay y …¿evitar que el trabajador haga lo que más le conviene?¿De verdad les da la cara para tanto?

Sin ahondar en las contravenciones y penalidades a las que se exponen quienes participan de este mercado, tarea que no es técnicamente sencilla dada la combinación de aspectos tributarios, previsionales y cambiarios que se conjugan, desde Argencon proponemos valorar las consecuencias sistémicas que este flujo está produciendo sobre el ecosistema del conocimiento, que son graves e inmediatas. 

La amenaza a los trabajadores es propia de prepotentes acostumbrados a hacer lo que quieren, y modelar leyes a su gusto, leyes o reglamentaciones, como hicieron con la Economía del Conocimiento. ¿De verdad les dio la cara para escribir esto?

 A saber:

 

Cadena formativa quebrada. Las empresas del conocimiento no son solo entes comerciales que producen bienes y servicios, también son los ámbitos donde se educan las nuevas camadas bajo la supervisión de sus líderes técnicos en el marco de los proyectos que llevan a cabo, en un contexto de capacitación permanente. De tal forma, las empresas son la plataforma para el desarrollo del talento individual y grupal de sus miembros.

 

Muchachos la cadena de formación se rompió cuando les dejaron de pagar a los profesores en el Plan 111 mil….. No recuerdo bien quien lo manejaba, ¿Ustedes que son más jóvenes, se acuerdan?

No los ví decir ni “a” cuando las grandes factorías de software fueron al interior y destrozaron decenas de Pymes tecnológicas, con patente de corso para aniquilar a las economías regionales, ahora porque un bielorruso, les sacó 35 recursos a una empresa que factura vía Uruguay, ¿nos quieren hacer tragar esta píldora? ¿No será mucho?

No tiene la misma capacidad creativa una colección de cien trabajadores independientes contratados circunstancialmente para un proyecto, que la misma cantidad de recursos que trabajan regularmente organizados en una empresa. Al debilitarse el entorno formativo de las empresas se afecta directamente la capacidad de educar las nuevas camadas de profesionales. 

Pérdida de competitividad e inversión educativa. Los recursos que se fugan del ecosistema local son captados por mercados que están en directa competencia con el argentino.

De esta manera, nuestro ecosistema va mermando su competitividad en favor de países que se valen de los recursos formados por nuestro sistema educativo y productivo.

Cosechan la fruta madura sin haber hecho ningún esfuerzo en cultivarla, impidiendo que nuestra sociedad recupere la inversión que implicó desarrollar ese talento a lo largo de años.

No entiendo la lógica, si una mega factoría destroza a una Pyme de una economía regional, es competencia, porque por lo general, la factoría esta amparado con todos los beneficios de la Ley de la Economía del Conocimiento y la Pyme bien gracias, y fue la única que pagó la educación de su recurso. Ahora, ¿cuándo les roban 35 recursos a Ustedes, hacen este escándalo?

Pérdida de masa crítica. La vitalidad de un ecosistema está en directa relación a su capacidad para atraer proyectos y generar innovación en sus industrias. La capacidad empresaria argentina ha sido muy eficaz en captar negocios sofisticados en industrias tan dispares como ingeniería atómica y satelital, biotecnología o servicios profesionales e informáticos, pero esta condición debe nutrirse de la solidez del mercado laboral presente y proyectado.  La pérdida constante de talento valioso afecta la aptitud de nuestras empresas para ganar proyectos internacionales y renovar así el ciclo de crecimiento y desarrollo técnico del ecosistema. 

IT CONNECT LATAM
IT CONNECT LATAM
Información de valor para gente con sentido común.

El desarrollo del ecosistema productivo depende de la articulación de empresas sólidas que estructuren la innovación y agreguen el conocimiento en ofertas integrales y continuas, orgánicas y evolutivas. En cambio, los contratos de prestación de servicios individuales, atomizados y temporarios interrumpen la cadena de reproducción del conocimiento, que surge del trabajo en equipo y de la captación de proyectos de punta.  Un sistema que pierde su mecanismo de retroalimentación promete resultados en el corto plazo, pero no construye una industria sustentable.

 

En tanto la macroeconomía no modere las fuertes desventajas competitivas que enfrentan nuestras empresas, es imperioso que desde el Estado se arbitren las medidas que protejan el valor creado en las industrias del conocimiento, mitigando la pérdida masiva de recursos valiosos que se fugan de nuestro ecosistema productivo nacional.

Más saraza, ¡muchachos ya consiguieron mucho! Háganle un bien a la Patria, estamos en medio de una pandemia, sean solidarios trabajen, si 35 muchachos aceptaron una oferta, es parte del juego.

Ni se les ocurra denunciar al trabajador que trata de escapar de los colmillos de Ustedes y toma una decisión que a futuro no será sustentable.

No sean insolentes, un trabajador no es un recurso, no nace de una maceta y tiene la libertad de tomar sus decisiones, quizás erradas pero a la cual los empujan Ustedes.

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

 

 

Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, Argencon, 

94 / 100