Nube: el camino se aceleró con la pandemia 2020

Estrategia en la Nube

Estrategia en la Nube

Las organizaciones con visión de futuro han aprovechado la transformación digital a la nube durante décadas con un único objetivo en mente: responder rápida y eficazmente al cambio.

La crisis derivada por el COVID-19 trajo grandes cambios que ningún negocio estaba anticipando.

En una abrir y cerrar de ojos, la gente de todas partes necesitaba interactuar digitalmente en lugar de frente a frente, como se acostumbraba.

Esto esencialmente disparó el motor de la transformación para algunas empresas, pero ha causado que otras reevalúen los planes de transformación, ya que se centran en lo inmediato. La caída de una empresa depende mucho de su industria, pero también de la madurez de la transformación digital con la que cuenta.

Las empresas que ya habían hecho la transición a arquitecturas de TI más modernas y orientadas a la nube -ya sea exclusivamente la Nube pública,

La Nube múltiple o la Nube híbrida- se han ajustado con más éxito a la interrupción o cambios de actividades por el COVID-19 en comparación con las empresas cargadas con infraestructura y aplicaciones heredadas.

Esto se debe a que las empresas menos exitosas carecen de herramientas y capacidades que han sido particularmente benéficas durante esta pandemia, tales como aplicaciones de Nubes conectadas para las operaciones diarias y la capacidad de modelar múltiples escenarios futuros confiables basados en datos de calidad.

Las aplicaciones conectadas a la Nube mantienen una alta productividad

Las empresas que tienen aplicaciones SaaS para finanzas, recursos humanos, cadena de suministro, ventas, comercialización y otras funciones clave, están experimentando menos trastornos y una mayor productividad que las que tienen aplicaciones más antiguas y una infraestructura limitante.

Gracias a estas aplicaciones en la Nube, los empleados pudieron retomar sus actividades justo en donde las dejaron, con información en tiempo real, archivos actualizados y herramientas de colaboración incorporadas.

Mientras tanto, otras empresas han descubierto que sus redes privadas virtuales (VPN) no pueden soportar un gran número de trabajadores remotos, o que sus aplicaciones no funcionan en redes abiertas para tareas diarias como el intercambio de archivos.

Estas empresas han tenido que desviar su tiempo y recursos para arreglar problemas inmediatos; esencialmente están “aplicando cinta adhesiva” a lo que tienen y están poniendo en espera los objetivos de transformación digital a mayor escala.

Nuestra experiencia es que estas compañías se mueven con tan sólo un 5 por ciento de la velocidad de sus pares transformados digitalmente.

Están tardando más en responder a los cambios drásticos causados por la pandemia y, por lo tanto, no son tan productivos como podrían ser en este momento.

Planificación de escenarios para un futuro incierto

Las capacidades de planificación de escenarios son particularmente importantes después de un evento masivamente perturbador como una pandemia global.

¿Cómo será, por ejemplo, el comportamiento del consumidor cuando salgamos de esta crisis?

¿Cómo serán diferentes los procesos con proveedores y las cadenas de suministro?

Las empresas necesitan hacer preguntas como estas para construir y prepararse para múltiples escenarios para que puedan reaccionar de forma adecuada y eficaz ante una inminencia.

En primer lugar, es necesario integrar los datos de extremo a extremo de todos los participantes de la cadena de valor para crear una imagen, lo más completa posible del escenario futuro.

En segundo lugar, las empresas necesitan una estrategia de detección que se base en datos de múltiples fuentes dispares en tiempo real, a fin de hacer un seguimiento de los primeros indicadores de que un escenario identificado es cada vez más probable.

Estos indicadores podrían ser datos de ventas, datos de mercado y/o datos disponibles públicamente de agencias o grupos de terceros.

Un banco, por ejemplo, podría estar vigilando los datos semanales sobre el desempleo, combinados con su lista de clientes, para rastrear un indicador principal de los tipos de servicios que tendrán más demanda en el futuro próximo.

¿Necesitará el banco desarrollar un nuevo producto para satisfacer esta demanda?

¿Llevar a cabo una nueva campaña publicitaria para recordar a los clientes un servicio existente? ¿Crear una sociedad, vender una parte del negocio, o comprar acciones?

La perspicacia para responder a estas preguntas está en todas partes en el mundo actual, pero se necesita la tecnología adecuada para reunir los datos dentro de aplicaciones comerciales a escala empresarial.

¿Es necesario ponerse al día o seguir adelante con lo planeado?

La pandemia debería ser una llamada de atención para los negocios que se han retrasado en el reemplazo de la vieja tecnología.

La Nube es un cambio de juego en muchos niveles, y las empresas se han beneficiado particularmente de la escalabilidad y la conectividad fiable durante esta crisis. Han sido capaces de mantener la productividad de las operaciones diarias mientras que moldean múltiples caminos hacia adelante con conocimientos ricos en datos.

Sin duda, esta pandemia ha validado el valor de la transformación digital para muchas personas. Al mismo tiempo, ha hecho que otros sean conscientes de lo difícil que será sobrevivirá una próxima eventualidad si no se ponen al día.

Para obtener más información sobre cómo Oracle Cloud Applications puede hacer que las organizaciones sean más ágiles, eficiente y eficaces, visite oracle.com/applications.

 

Por Howard Tiersky, fundador y director general de FROM, The Digital Transformation Co.

 

Lea más

Anthos: ahora disponible en bare metal

Google Stadia: se potencia con la GPU AMD Radeon con HBM 2

5G: VMware amplía la cartera NFV de telecomunicaciones

VMware se destaca en un mundo de nubes múltiples

86 / 100