Teletrabajo: ya sin argumentos los empresarios rechazan ley

Empresarios rechazan la ley del teletrabajo con argumentos que parecen sacados de "Les miserables"

Empresarios rechazan la ley del teletrabajo con argumentos que parecen sacados de “Les miserables”

El mercado tecnológico vernáculo está furioso con la ley que regula el teletrabajo, en el ámbito de la República Argentina, apelando a las mayores bajezas humanas.

El desborde piscológico los llevó a escribir una nota en un prestigioso periódico económico local, en dónde con singular miserabilidad compararon una pérdida por culpa del teletrabajo,  con el costo de 8000 respiradores en medio de una pandemia global.

Curiosamente el autor de la nota, olvidó temporalmente las enormes cantidades de dinero que dilapidó en planes de formación profesional, con resultados casi inexistentes.

Esta pobreza de argumentos, se suma a un post en redes sociales por parte del presidente de la CESSI, que reflexionaba con sus pares, “si era conveniente irse de país”, en clara muestra de una actitud apátrida.

No existe una sola prueba que demuestre que el incoformismo gremial empresario, tiene que ver con la ley.

Por el contrario, es de suponer que ante la posibilidad de solucionar el problema con un Convenio Colectivo, la queja esconde su pretensión de desconocer los derechos del trabajador.

Esta actitud extrema, oscura y miserable, contrasta frente a la actitud positiva de muchos empresarios Pyme, y de los trabajadores organizados que trabajan por el país, para la gente y por la gente.

Como referencia de la inconsistencia argumental empresaria, transcribo un decálogo escrito por el Senador Nacional Recalde que demuestra claramente las ventajas de la ley y torna al reclamo como incomprensible.

Ventajas de la ley

1. Igualdad. Se ratifica que las personas que realizan teletrabajo cuentan con los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial.

2. Voluntariedad. El traslado de quien trabaja de forma presencial a la modalidad de teletrabajo debe ser voluntario, bilateral y pactado por escrito.

Hasta hoy el art. 66 de la Ley de Contrato de Trabajo permite que el empleador pueda disponerlo unilateralmente (siempre que ese cambio no cause perjuicio material o moral).

3. Reversibilidad. En cualquier momento de la relación el teletrabajador pueden solicitar unilateralmente regresar al establecimiento para realizar sus tareas.

Aclaración: este derecho a la “reversibilidad” no se tiene si la relación se inició bajo la modalidad de teletrabajo.

4. Remuneración. La remuneración del trabajador y la trabajadora que realiza teletrabajo no podrá ser inferior a la que percibía o percibiría bajo la modalidad presencial.

5. Desconexión digital. Para garantizar el respeto de la jornada máxima y el descanso del trabajador/a, se establece el derecho a desconectarse así como la prohibición al empleador de interrumpir el descanso exigiendo tareas o enviando comunicaciones fuera de la jornada laboral.

6. Tareas de cuidado. Los trabajadores y trabajadoras bajo esta modalidad que acrediten tener a su cargo niños, personas con discapacidad o adultos mayores con quienes convivan, tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado y a interrumpir la jornada.

7. Elementos de trabajo. Se establece que el empleador deberá proporcionar el equipamiento y el soporte necesario para el desempeño de las tareas. O bien, compensar al trabajador por la utilización de herramientas propias. Esta compensación se determina en el convenio colectivo de trabajo.

8. Compensación por gastos. La persona que trabaja bajo la modalidad del teletrabajo tendrá derecho a la compensación por los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios que deba afrontar. Esta compensación también se establece en el convenio colectivo de trabajo.

9. Ratificación de otros derechos. Quienes trabajen bajo esta modalidad también tienen derecho a instancias de capacitación y gozan de los mismos derechos sindicales que el resto de los trabajadores. Además, se establece la protección de sus datos personales así como de su intimidad, por lo que se prohíbe al empleador hacer uso de software de vigilancia.

10. Vigencia. La ley entrará en vigor luego de 90 días contados a partir de que se determine la finalización del período de vigencia del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam