Nueva Normalidad: reportaje a Federico Gomez Schumacher de Paypal

Federico Gomez Schumacher, General Manager PayPal Brasil y México opina sobre la nueva normalidad
Federico Gomez Schumacher, General Manager PayPal Brasil y México opina sobre la nueva normalidad

Paypal es una empresa emblemática de la nueva economía, en medio de la nueva normalidad, Federico Gomez Schumacher, General Manager PayPal Brasil y México es un verdadero arquitecto de opinión de esta época.

La nueva normalidad fue un acelerador de la nueva economía ¿cómo ve PayPal este proceso de cambio “hiperveloz”?

Esta tendencia no es nada nuevo, pero la pandemia global ha acelerado drásticamente esta consolidación, afectando a empresas de todos los tamaños.

Por consiguiente, la pandemia indudablemente está resultando en una rápida transición al e commerce y un aumento de los pagos digitales enorme ya que los consumidores prefieren realizar compras en línea y recurrir a tecnologías digitales para reducir el contacto.

Consideramos que nuestros productos y servicios son quizás más necesarios que nunca, ya que PayPal ha creado una plataforma confiable y escalable que nos permite manejar volúmenes globales dentro del comercio y la demanda de nuestros clientes.

Estamos siendo testigos de un aumento en las verticales clave que se prestan para que uno se quede en casa, incluyendo actividades de casa y jardín, juegos, productos electrónicos, comestibles/alimentos, suministros para mascotas, entrega a domicilio y servicios de suscripción.

Diversificar

Los comerciantes con una cartera diversificada, como suministros de oficina, casa y jardín, equipos de gimnasia para el hogar y otros elementos esenciales, están teniendo buenos resultados con los consumidores.

Al sector de la moda le está yendo bien, especialmente a las actividades deportivas, ya que los consumidores se visten de manera más informal y compran atuendos para hacer ejercicios en casa.

Actualmente estamos notando también una mayor actividad comercial los fines de semana cuando los consumidores se enfocan en abastecerse y se toman un descanso de equilibrar el cuidado de los niños en casa durante la semana laboral.

Estos cambios llegaron para quedarse. Por otro lado, los consumidores también desean la flexibilidad para poder pagar cuando lo deseen.

Esto es especialmente cierto hoy en día, cuando muchas personas han tenido sus ingresos impactados.

Además, la crisis económica que resultó de la pandemia ha hecho que los consumidores sean aún más sensibles al precio.

Los consumidores que se sienten seguros de que se les presenta el mejor precio tienen más probabilidades de realizar una compra.

Es un hecho que debemos adaptarnos a esta nueva realidad y asimilarla lo antes posible si queremos mantenernos a flote.

Las personas dejaron de hablar de cambio, para enfocarse en la reinvención ¿Cómo viven este proceso con sus clientes?

Correcto. Reinventarse es una necesidad para todos.

Y para ellos necesitamos entender las nuevas necesidades de los clientes.

Este momento de incertidumbre global ha cambiado fundamentalmente la forma de pensar, comportarnos y consumir.

En este momento, nuestros clientes y el público (en general) quieren que las marcas mejoren, los mantengan seguros, los guíen y ayuden.

Las marcas que actúan en interés de sus empleados, partes interesadas y la sociedad en general reforzarán su experiencia, liderazgo y confianza y fortalecerán de manera inconmensurable el vínculo que tienen con los consumidores.

Es increíble ver como esta situación ha promovido la innovación, sinergia, solidaridad y el trabajo en equipo a todos los niveles.

Creo que la mayoría hemos entendido que la pandemia de COVID-19 dejará marcas profundas, cambiando de una manera definitiva muchas cosas, incluyendo la forma como la gente compra bienes y servicios y hace pagos.

Lo que está claro es que, en los próximos meses, se necesitarán organizaciones con un fuerte liderazgo, con coraje y resiliencia para planificar de manera efectiva y acertada los siguientes pasos hacia la recuperación social, económica y emocional del mundo entero.

El nuevo contexto es, sin dudas, el mejor escenario para el cibercrimen, al extenderse el perímetro de la red las oportunidades abundan. ¿Cuáles son las mejores prácticas de seguridad para que una MiPyme pueda sobrevivir en este panorama tan hostil?

Sin duda existen malos actores que están tratando de aprovechar las vulnerabilidades durante esta época.

Las pymes y el consumidor en general deben comprender que estamos más expuestos y por lo tanto deben ser más cuidadosos y tomar buenas decisiones a la hora de elegir plataformas para realizar sus transacciones.

Una prioridad para las empresas hoy es asegurar la efectividad del trabajo desde la casa y proteger al máximo las herramientas “longdistance” sin dificultarlo o hacerlo complicado para los empleados.

Esto requiere, por supuesto, cambios en tecnología y procesos.

Además, para que esto funcione, todos los empleados deben conocer, comprender y aceptar las iniciativas de seguridad cibernética de su compañía, y, por supuesto, cuanto más conocimiento y argumentos podamos ofrecerles, mejor.

Al igual que con cualquier iniciativa, un programa de concientización exitoso comienza desde la punta de la pirámide e incluye mucho esfuerzo e inversión en la capacitación y educación.

Prevención persistente frente al fraude

La prevención del fraude es un área en la que PayPal está innovando permanentemente y nuestras inversiones de 20 años en tecnología sofisticada de detección de fraude nos han permitido mantenernos a la vanguardia mientras que muchas otras compañías no pueden hacerlo.

Uno de los grandes beneficios de PayPal para las pequeñas y medianas empresas es nuestro compromiso de que las transacciones sean seguras.

Debido a la escala de nuestra plataforma, hemos adquirido experiencia para diferenciar entre patrones normales de comportamiento del cliente y patrones potencialmente fraudulentos.

Estos son patrones que no serían visibles a simple vista, pero estamos utilizando inteligencia en tiempo real y el aprendizaje automático adaptativo que contribuyen a una experiencia de compra sin fricciones.

Nos hemos acostumbrado en esta época, a ver mapas con burbujas rojas por la pandemia, silenciosamente esas burbujas comienzan a representar océanos azules y rojos, que muestran el otro lado perverso de la pandemia, el estado de la economía. ¿Qué sectores Usted ve más cerca del océano azul, y cuales ve en el rojo?

Pues, es una realidad que el turismo, hotelería, restaurants, tiendas de lujo, deportes, petróleo, y muchos retailers (todo lo que no es necesidad básica) están siendo fuertemente impactados por la pandemia y que su recuperación será lenta.

E-commerce es parte de la nueva normalidad

Por otro lado, datos económicos recientes indican que el comercio electrónico ha mostrado un crecimiento constante en casi todos los países de la región durante la crisis.

Esto se debe principalmente, como ya mencioné anteriormente,  a los cambios de hábito en los consumidores.

Estos indicadores y muchos otros sugieren que el comercio electrónico se encuentra en un claro proceso de expansión y crecimiento, que fortalecerá industrias y negocios que puedan implementarlo, pero que por supuesto, exige un esfuerzo adicional de aquellos que desean mantener su competitividad en el mercado.

Entre la proliferación de Covid-19 y el llamado a quedarse en casa ante las medidas de cuarentena, el comercio electrónico ha significado un salvavidas para las pequeñas, medianas y grandes empresas en América Latina.

Algunos ejemplos:

Según Statista en los primeros 15 días de marzo de 2020, las ventas generales de comercio electrónico en Brasil aumentaron en un 40% en comparación con los primeros 15 días de marzo de 2019.

La curva de mayor crecimiento

El número de nuevos compradores en línea también aumentó durante el mes.

Mientras tanto, las ventas en línea de productos relacionados con la salud aumentaron más del 120%.

Un informe reciente de Nielsen afirma que en la primera semana que el coronavirus llegó a Chile, las ventas en línea aumentaron en un 41%, con 2,454 transferencias, un 5% por encima de los movimientos comerciales durante las ‘Fiestas Patrias’, un 12% más que el ‘Cyber ​​Monday’ y solo un 18% por debajo de Navidad.

Además, en Argentina las compras virtuales aumentaron en un 17%, del 44 al 61%, como medida para evitar ir a negocios físicos y evitar el contagio.

El auge del comercio electrónico en América Latina también se experimenta en Colombia, donde el comercio electrónico creció hasta un 28% en Bogotá, en comparación con las semanas anteriores a la llegada del Coronavirus, según la Cámara de Comercio Electrónico de Colombia.

Un artículo de la revista Énfasis Logística de México asegura que en el país los servicios de delivery y plataformas online.

Así como grandes mayoristas y empresas de producción de higiene han presentado indicadores positivos en medio de la crisis.

PayPal y la nueva realidad

Conscientes del momento que muchos comercios están viviendo, en PayPal, hemos tomado acciones inmediatas para ayudar a nuestros más de 24 millones de comerciantes.

La gran mayoría siendo pequeñas y microempresas, asegurando que puedan acceder a sus fondos instantáneamente para cumplir con sus nóminas.

Renunciando a ciertos cargos para aumentar el flujo de efectivo, incrementando las protecciones contra reembolsos y contracargos.

Y permitiendo que nuestros clientes de pequeñas empresas más afectados puedan diferir los repagos de préstamos comerciales.

 

La teoría de la Reina Roja, como modelo de selección natural, nos enseña que debemos correr el doble para avanzar en contextos críticos. ¿Usted cree que las facilidades que otorga PayPal a nivel seguridad y sustentabilidad, son los drivers centrales de la nueva normalidad? ¿Por qué?

Si, definitivamente.

Durante los más de 20 años de actividad de PayPal, la compañía ha logrado resistir las tormentas de los principales eventos económicos y naturales que han afectado a todos los lugares del mundo.

Ahora, con COVID-19 no es diferente

Como siempre, estamos apoyando activamente a nuestros empleados, clientes y socios.

Nos encontramos trabajando con los gobiernos mientras todos navegamos juntos por estas extraordinarias circunstancias.

Estamos trabajando activamente con gobiernos y socios del sector privado alrededor del mundo.

Para ayudar a respaldar a las empresas durante este tiempo de necesidad y ofrecer nuestra tecnología para llevar dinero rápidamente a quienes más lo necesitan.

Es importante que coloquemos a nuestros empleados primero; esa fue, por supuesto, nuestra primera preocupación cuando el brote se inició y extendió.

Nuestro enfoque es la salud y la seguridad de todos y asegurarnos de que nuestros empleados estuvieran protegidos.

Pero en posición para atender a nuestros clientes desde casa.

Trabajo remoto

De hecho, PayPal ha permitido que el 99% de nuestra fuerza laboral global pueda trabajar de manera remota.

Asegurando que únicamente los colegas en funciones que deban realizarse en la oficina estén en ahí.

Esto requirió el despliegue de 6000 computadoras portátiles adicionales para los colegas que están trabajando desde casa por primera vez.

Nos estamos asegurando de que a todos los empleados se les siga pagando sin interrupción en caso de que se les diagnostique el COVID-19.

Para seguir posicionándonos como la solución de pago de preferencia en PayPal.

Durante esta crisis nos enfocamos en seguir impulsando la inclusión financiera y tecnología digital.

A su vez nos esforzamos por conectar a las personas y las empresas con las herramientas y servicios que necesitan.

Para así crear oportunidades y mejorar la salud financiera de sus familias, empresas y comunidades.

Cambio Social

Además, entre nuestros pilares están la innovación social, empleados y cultura, sustentabilidad ambiental y prácticas comerciales responsables.

Nuestros productos y servicios son quizá más fundamentales que nunca.

Nuestra comunidad PayPal se ha unido durante esta crisis para tomar medidas significativas para ayudar a los más vulnerables en nuestra sociedad.

Sin salir del escenario actual ¿Qué rol tiene la inclusión financiera?

Un rol clave. Te lo pongo en contexto.

Hoy existen más de 2 mil millones de personas no bancarizadas que no tienen acceso a servicios financieros en todo el mundo.

Lo que hace que la inclusión financiera sea uno de los principales desafíos actuales en las economías emergentes.

Niveles de Inclusión

La mayoría de los países latinoamericanos experimentan una tasa bancaria inferior al 60%, según la Federación de Bancos Latinoamericanos.

Mientras que, en los países desarrollados, como Estados Unidos, Alemania o España, más del 85% de la población puede acceder a los servicios financieros.

Cada vez hay más pruebas que demuestran que los servicios financieros adecuados pueden ayudar a mejorar el bienestar individual y del hogar y promover el negocio de las PYMES.

Por lo tanto, creemos que el comercio electrónico y sus beneficios son aún más fuertes, a pesar de los factores políticos y económicos adversos.

Que puedan enfrentar algunos de nuestros mercados, especialmente ahora durante esta crisis sin precedentes.

Servicios financieros más cerca de la gente

Además, al digitalizar los procesos transaccionales, podemos hacer que los servicios financieros sean más asequibles, convenientes y seguros.

Y que se logre incluir a grandes partes de la población dentro de la economía digital global por primera vez.

PayPal ha provisto más de 15 mil millones de USD en fondos a nivel mundial a más de 305.000 empresas.

La mayoría de las cuales no cuentan con los servicios de la infraestructura financiera tradicional.

La virtualidad ha ganado el juego en poco más de 6 meses ¿Cómo han variado los patrones de comportamiento a la hora de comprar?

Estamos definitivamente en un punto de inflexión en el cual se acelera la virtualidad y la adopción de los pagos digitales por parte de los consumidores.

Cliente Digital

El “cliente digital” de hoy está en continua evolución y demanda que sus servicios sean rápidos, seguros, ubicuos y libres de fricción.

A medida que las ciudades y los estados comienzan a reabrir, las empresas también deben evolucionar sus experiencias comerciales.

Y esto se puede resumir simplemente en permitir la elección del cliente, ayudar a los consumidores a acceder a los mejores precios y adoptar un entorno comercial que combine los mundos en línea y físicos.

Las personas hoy quieren poder pagar como quieran, incluso con tarjetas, billeteras digitales, métodos de pago alternativos y puntos de recompensa.

Dar a los clientes opciones puede impulsar las ventas y la lealtad y marcar una gran diferencia con los competidores.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

 

nueva normalidad, nueva normalidad, nueva normalidad, nueva normalidad, nueva normalidad, nueva normalidad

nueva normalidad