Fintech: el desafío de migrar al borde del perímetro

Fintech: frente al desafío de operar en el borde de la red

Fintech: frente al desafío de operar en el borde de la red

Sabemos que Internet de las Cosas que se expande rápidamente, “pensar localmente, para actuar globalmente” es un principio rector para todas las Fintech.

Habitualmente, dentro del ecosistema Fintech la toma de decisiones se ha concentrado en la nube, en el centro, moviendo todos los datos e inteligencia hacia adentro.

Esto ejerce una gran presión sobre el modelo técnico y comercial de la red.

En el futuro, necesitamos cambiar deliberadamente gran parte del “pensamiento” al borde de la red, dejando que los sistemas centrales tomen decisiones estratégicas a más largo plazo basadas en la agregación de tendencias y patrones de datos.

Las puertas de enlace y los servidores están conectados y comparten información en todo el mundo.

Pasamos de solo un número relativamente pequeño de computadoras de hace 35 años, a ahora que vivimos en un mundo en qué los dispositivos informáticos están en todas partes.

Y, cada vez más, obtienen su valor del hecho de que están conectados a una enorme red de inteligencia.

Las posibilidades son infinitas

Sin embargo, la expansión tecnológica se está convirtiendo en un problema.

Una casa familiar típica podría contener más de 500 dispositivos inteligentes promedio para 2022.

¡Hay muchos dispositivos para conectar, proteger y administrar!

Actualmente, se supone que la inteligencia se encuentra en la nube, en el centro de la nube.

Esto tiene la ventaja de concentrar todos los datos en un solo lugar, pero también viene con algunos problemas significativos y crecientes.

Esencialmente, significa que tenemos para malgastar tiempo, energía y dinero transmitiendo datos desde el borde hasta la nube para analizar.

Y luego transmitir el análisis y acciones de vuelta al borde para autorizar un pago o la entrega de un producto.

Entonces, lo que tenemos ahora son sistemas en los que todos los datos se envían a la nube.

Transmitiendo todos estos datos a la nube para procesarlos y luego devuelven las acciones hasta el borde del perímetro, lo cual toma demasiado tiempo, cuesta demasiado, compromete la privacidad, agota el poder de procesamiento y no permite escalar adecuadamente.

La industria Fintech tiene que innovar y salir de su zona de confort en la nube, para posicionarse como un actor relevante del borde del perímetro, sin que eso ponga en riesgo la seguridad e integridad de los sistemas.

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam