Labor Parlamentaria: ¿cómo administrar los riesgos?

a labor parlamentaria complicada para ejercer sus derechos en la pandemia

a labor parlamentaria complicada para ejercer sus derechos en la pandemia

El Parlamento del Reino Unido al igual que el Congreso Argentino, han dado muestras sólidas de querer dar continuidad a la labor parlamentaria de forma virtual.

Por primera vez en 700 años surge la necesidad de establecer una labor parlamentaria virtual, en un contexto que rompe con el protocolo tradicional, y desoye la rigidez flemática británica, este viejo parlamento va a entrevistar a sus ministros mediante Zoom, algo similar sucede en Argentina que la Corte Suprema de Justicia analiza la viabilidad del tema.

La tecnología amenaza a la labor parlamentaria

Cada aplicación de teleconferencia tiene su pequeño punto de venta único, sin embargo, la privacidad puede haber sido un valor subvaluado, por lo que es extraño ver a un gobierno usar Zoom de esta manera.

Zoom ha realizado algunos cambios, aunque cambios retrospectivos, que han resultado demasiado forzados por el mundo de la ciberseguridad.

Dicho esto, sin duda el gobierno no anunciará la identificación de la reunión como se vio anteriormente.

Mientras se hayan adherido a las precauciones de seguridad, como una sala de espera, esto actuará de manera similar a una transmisión de televisión en vivo.

Además, a partir de ahora, los usuarios pueden personalizar qué regiones del centro de datos utilizará su cuenta, para los datos de reuniones en tránsito en tiempo real, lo cual es útil.

Los propietarios de cuentas y los administradores también podrán configurar requisitos mínimos de contraseña de reunión, lo que aumenta la seguridad.

No obstante, no podemos garantizar la fiabilidad de los sistemas para garantizar los principios democráticos.

Esto no implica que es una cuestión de negarse a la tecnología, pero ante la posibilidad que se ponga en duda cualquier proceso relacionado con el desarrollo operativo de la democracia, es necesario no innovar de forma imprudente.

No es una cuestión de analizar lo que se puede hacer con la tecnología, es primordial administrar de manera eficiente los riesgos.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam