Ricoh Argentina colabora para desarrollar mascarillas faciales 3D

RICOH ARGENTINA en la UAI

RICOH ARGENTINA en la UAI

En conjunto con la Facultad de Tecnología Informática de la UAI (Universidad Abierta Interamericana) y el Centro de Altos Estudios en Tecnología Informática (CAETI) crearon el Protector Facial de Diseño Libre.

  • Serán distribuidas en los centros de salud para contribuir al equipamiento médico.

Ricoh Argentina – en conjunto con la Facultad de Tecnología Informática de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) y el Centro de Altos Estudios en Tecnología Informática (CAETI) – desarrollaron el Protector Facial de Diseño Libre, un prototipo de máscaras elaboradas por impresoras 3D, que sirven para evitar el contagio de enfermedades, entre otros beneficios de salud.

Se trata de una mascarilla de acrílico que cubre la cara del especialista, impidiendo así que sustancias externas entren en contacto con la boca y ojos para evitar el riesgo de contagio.

De este modo, la empresa entregó a la UAI todo su inventario de filamentos, es decir la materia prima para la creación de piezas 3D, para crear las mascarillas de protección facial. El objetivo es entregar los protectores en los diferentes hospitales de la comunidad, brindando una asistencia en este momento crítico de la salud mundial.

“Hoy más que nunca debemos estar unidos y cada uno desde su lugar puede aportar y ayudar. Desde Ricoh, desde hace años, hemos adquirido un gran conocimiento en el potencial de la impresión 3D para los insumos médicos, por lo cual decidimos compartirlo para beneficio de la sociedad”, dijo Ricardo Janches, Gerente General de Ricoh Argentina.

Desde que se inauguró el primer Laboratorio “Creator Lab” de Ricoh del país en la Facultad de Tecnología Informática de la UAI en el 2018, Ricoh Argentina ha estado investigando sobre la tecnología 3D y desarrollando impresiones en ese formato. Bajo este contexto, el laboratorio “Creator Lab” está equipado con 30 computadoras de alta prestación y ocho impresoras 3D de última generación (6 a 7 veces más veloces que las tradicionales), que pueden accederse por red local o remota, además de poder monitorear sus impresiones 3D a través de las cámaras interactivas que se encuentran integradas en cada impresora.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam