Privacidad

Privacidad: Necesitamos empezar a pensar en un modelo holístico

Hoy se celebra el “Día Internacional de la Privacidad de Datos Personales”. Una fecha especial que comenzó hace 39 años con el objetivo de recordarle a la sociedad el valor que tienen sus datos personales.

Sin embargo, en la actualidad el significado de la “privacidad” ha quedado obsoleto en contexto de la economía del conocimiento, donde la información es cada vez más importante, tanto para las personas como para las organizaciones. Razón por la cual es necesario comenzar a pensar en términos de una privacidad holística para cuidar lo más importante que tenemos, los datos personales.

Matias Carrocera Evangelista de seguridad y privacidad
Matias Carrocera Evangelista de seguridad y privacidad

La mayoría de nuestras interacciones tanto a nivel personal o laboral se dan en saltos entre lo digital y el mundo físico. Es por esto que se vuelve vital tomar conciencia sobre el valor que tiene nuestra información y comenzar a tratarla con responsabilidad. Lo que significa comprender nuestra privacidad como un híbrido online-offline.

Por eso, necesitamos ser más responsables con el manejo de nuestros datos personales a partir de una concepción de una privacidad holística. Para ser más claros, es momento de saber qué información ofrecemos a terceros, por ejemplo, para descargar una aplicación o contratar un servicio en línea. Es decir, dejar de aceptar términos y condiciones sin conocerlos, ya que pueden derivar en que nuestros datos tengan un uso que no deseamos. Nosotros somos los responsables principales de qué se hace con nuestra información.

En este sentido, debemos tener presente que en Internet nada es gratis

Si algún servicio, aplicación o producto no tiene costo, significa que estaremos pagando con nuestros datos personales. Razón por la cual debemos estar conscientes de qué descargamos en nuestros dispositivos conectados a Internet, sean móviles o de escritorio, y qué permisos damos a terceros para que gestionen nuestros datos personales.

Por otro lado, comprender el valor que tienen nuestros dispositivos móviles desde el punto de vista de lo que guardamos: cuentas bancarias, contraseñas, correo, redes sociales, contactos, etc. Razón por la cual debemos ver más allá de su cuidado desde el punto de vista físico, es decir, no perderlo. Para esto, en el mercado existen diferentes soluciones de antivirus y redes privadas virtuales (VPN, por sus siglas en inglés) que protegen a los dispositivos desde el tráfico que envía/recibe hasta la información almacenada. Pero siempre teniendo en cuenta que lo mejor es contratar un servicio para evitar que nuestra información tenga un mal uso. En Internet siempre lo barato sale caro.

No podemos negar que las instituciones, sean públicas o privadas tienen una parte importante del cuidado y manejo que se le dan a los datos personales. Sin embargo, al igual que en nuestras casas tenemos cortinas, bardas, etc. para que no se vea qué tenemos al exterior. En el mundo digital ocurre lo mismo. Debemos tomar cartas en el asunto y tomar las medidas necesarias para que nuestros datos personales no queden expuestos.

Por Matías Carrocera, evangelista de privacidad y seguridad digital.

Twitter: @Matijuz

LinkedIn: Matias Carrocera