Bots: cuando el cibercrimen se viste de Grinch

Los bots de compras insidiosos se infiltran en los sitios de comercio electrónico durante todo el año, pero la temporada navideña salen en masa, con 20 bots por cada humano, es evidente que el cibercrimen al mismo ritmo que Usted acredita confianza de los sitios de comercio electrónico.

 

La firma de seguridad cibernética Radware aseguró que hasta el 97% del tráfico minorista en línea proviene de bots en la semana previa al Black Friday y el Cyber Monday.

Los bots son «en gran parte operados por bandas organizadas de cibercriminales».

El Black Friday y el Cyber Monday se ha posicionado como la plataforma de prueba para los cibercriminales, de las armas digitales que van a utilizar durante las fiestas.

«La gente realmente está compitiendo con infraestructura automatizada y bots para obtener artículos de vacaciones».

Los bots pueden comprar rápidamente artículos de venta limitada y revenderlos por una prima en sitios de terceros.

Aún más perjudicial, pueden entrar en las cuentas de los compradores y robar números de tarjetas, recompensas, moneda digital y datos personales.

Los bots de compras más nuevos usan inteligencia artificial (IA) para engañar al software de detección de bots y al CAPTCHA.

Sí, la Inteligencia Artificial ha llegado a manos del cibercrimen y la están utilizando activamente.

Imitan los comportamientos de navegación humanos y distribuyen la actividad entre dispositivos para evitar la exposición.

La amenaza relacionada con bot más importante relacionada con el sector minorista es el riesgo de adquisición de cuentas , también conocido como relleno de credenciales, con grupos criminales que usan bots para herramientas de fuerza bruta para iniciar sesión en cuentas de clientes legítimos, a menudo asistidos por registros que he encontrado en línea de otras infracciones cibernéticas.

Si las personas están reutilizando contraseñas en múltiples sitios, son más susceptibles a un ataque de adquisición de cuenta y transacciones ilícitas dentro de su cuenta.

Aunque los bots de compras no son técnicamente ilegales, con la excepción de los bots de reventa de tickets, pueden violar los términos de servicio de un sitio.

Aproximadamente el 12 por ciento de los asistentes al concierto en vivo, alrededor de 11 millones de personas, fueron víctimas de estafas de boletos el año pasado, incluidos aquellos en los que los consumidores compraron boletos falsos o pagaron los que nunca se materializaron.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publsiher IT Connect Latam