Redacción 15 noviembre, 2019
Autos Eléctricos

¿Qué tan amigables con el clima son los autos eléctricos? «Peor que un diesel moderno», dicen muchos críticos de esta nueva tecnología.

La disputa no es nueva con el tema de los autos eléctricos. Pero dado que muchos gobiernos latinoamericanos han expresado recientemente sus intenciones de promover la movilidad eléctrica, es un buen momento para plantear el tema.

La mesa de los clientes habituales hace espuma, y no solo eso: los periodistas escribimos artículos que se publican casi a diario, los nuevos estudios se publican casi todas las semanas.

Todos esperamos que el automóvil eléctrico ni siquiera use el clima, menos que lo dañe, pero al parecer promueve la explotación y el daño ambiental en el tercer mundo y a todo esto hay que sumarle algunos augurios negativos adicionales.

Autos Eléctricos el nuevo paradigma
Autos Eléctricos el nuevo paradigma

La saturación en la red eléctrica, que no cuenta con el nivel de infraestructura necesaria y la pérdida de cientos de miles de empleos.

Quizás la pregunta más importante al principio: ¿son los autos eléctricos aún más amigables con el clima que el diésel y la gasolina?

Los críticos tienen toda la razón: este tema fundamental debe aclararse antes de que los estados inviertan el dinero de los contribuyentes antes de que compañías automotrices y los grandes proveedores se reposicionen por completo.

Y por último, pero no menos importante, a los compradores de automóviles nos gustaría saber si están «solo» libres de emisiones a nivel local en movimiento, si compran un automóvil eléctrico costoso y posiblemente no le hagamos un bien al medio ambiente.

La falta de centrales eléctricas se debe considerar un obstáculo clave para el avance de la movilidad eléctrica en América Latina.

Los problemas reales comienzan en las estaciones de carga.

¿Pudo Testa enamorarnos de una falacia? ¿Pudieron los economistas estar tan equivocados?

No son los analistas económicos quienes pueden dar su opinión, tal vez el sentido común me lleva a pensar que es necesario leer la opinión de profesionales como los físicos ambientales, desarrolladores de vehículos o expertos en huellas de carbono y entender que publican sobre el tema, de acuerdo con los criterios comunes de calidad científica, allí podremos contestar la gran pregunta, ¿quién tiene razón?

Por desgracia, uno de sus defensores más destacados ha perdido el E-car 2018: el fallecido Stephen Hawking escribió en su libro de despedida, cuales eran dos deseos para la humanidad: uno gigante, que la fusión nuclear finalmente tenga éxito y, por lo tanto, energía sea ilimitada limpia y neutra en CO2 esté disponible, y que prevalezca el coche eléctrico. ¿Está todo dicho sobre este tema?

 

Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

A %d blogueros les gusta esto: