Redacción 14 octubre, 2019

El comercio minorista, la logística y la manufactura enfrentan retos cada vez más complejos debido a tres importantes factores: el primero, los consumidores que buscan precios bajos, entregas más rápidas y servicios personalizados de mayor calidad.

Cadena de suministro
Cadena de suministro

Segundo, una competencia feroz en donde cada detalle es crucial para ganar o perder clientes, y tercero, la evolución tecnológica que exige una continua adaptación e inversión.

Esto ha provocado que las empresas pertenecientes a estos sectores se replanteen la forma en que realizan sus operaciones diarias, sobre todo cuando se tiene que enfrentar a estos retos de manera constante 24/7.

Es por ello, que contar con una correcta visibilidad en toda la cadena de suministro se ha vuelto fundamental para enfrentar los retos actuales y futuros de la industria, permitiendo que los negocios tomen control de su cadena logística y que realicen acciones en tiempo real.

Visibilidad, vital para detectar y responder a lo impredecible en el mundo de hoy

La visibilidad es un requisito esencial para proporcionar agilidad y capacidad de respuesta de la cadena de suministro.

Esta debe comprender desde el abastecimiento y almacenamiento, hasta la producción y distribución.

Es decir, desde el inicio del producto en donde sólo es materia prima, hasta que llega a manos del cliente.

Empresas como JDA ofrecen software especializado para lograr esto con el respaldo de tecnologías innovadoras como son la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático (ML), las cuales hacen posible contar con una visión integral y en tiempo real de la cadena de suministro.

Por ejemplo, con estas innovaciones, ya es posible resolver problemas y también predecir eventos antes de que éstos ocurran.

La inteligencia artificial y el aprendizaje automático lo que hacen es identificar el inconveniente y automáticamente por medio de notificaciones al celular o por correo electrónico, avisan en tiempo real a las empresas y a todas las firmas involucradas sobre el evento y su impacto potencial.

Creando así, un ecosistema o una comunidad en la que todos los involucrados puedan tomar mejores decisiones en conjunto y colaborativamente.

Asimismo, gracias al Internet de las Cosas, estas herramientas recopilan datos del exterior, desde redes sociales que utilizan los consumidores hasta métricas que llegan a través de sensores como puede ser el estatus del clima.

Con esta gran cantidad de datos, y con un análisis adecuado, las empresas ganan precisión y alcance para adquirir la visión de extremo a extremo que multiplica la eficiencia y la eficacia de las operaciones y procesos.

El uso de dichas tecnologías, en conjunto, permiten a las compañías reducir aproximadamente en un 30 por ciento sus gastos de expedición de mercancías al obtener visibilidad en tiempo real sobre los niveles de inventario, así como incrementar hasta en un 60 por ciento la eficiencia de planeación al ser capaces de ver información de proveedores, fabricantes, distribuidores, minoristas y clientes en tiempo real.

Además, se puede reducir hasta en un 10 por ciento la inversión en inventario al generar recomendaciones que minimizan los riesgos y capitalizan las oportunidades.

Como se menciona en el artículo “Los datos son el petróleo de hoy” del Dr. Michael Feindt, fundador de Blue Yonder, empresa adquirida por JDA en el 2018, hoy gracias a tecnologías como el big data y las mencionadas anteriormente, ya es posible aumentar la visibilidad en toda la cadena logística.

Permitiendo a las empresas contar con una cadena de suministro confiable, que es una de las garantías más importantes que un negocio puede tener para retener a los clientes actuales y futuros.

Si colocamos suficientes ojos y visibilidad a nuestra operación, con el apoyo de la tecnología, los problemas en la cadena de suministro serán tema del pasado.

 

 

Por: Angelo Petrillo, director senior de preventas para JDA

A %d blogueros les gusta esto: