La inteligencia de procesos como estrategia de gobierno

La inteligencia de los procesos de gobierno puede definirse como una estrategia operativa que fue diseñada para incrementar el rendimiento de una entidad gubernamental o su competitividad mediante la organización inteligente de sus datos históricos.

La inteligencia de los procesos considera (transacciones u operaciones diarias) que se almacenan en las bases de datos de la empresa (data warehouse corporativo o data marts departamentales) y de los datos en tiempo real que normalmente se encuentran tanto en nubes públicas como privadas, según el organismo.

La escalabilidad de los datos en la nube ha conquistado el corazón de las diferentes áreas de gobierno que ve en ella una herramienta básica para tener los datos guardados, en orden y disponibles.

Por otro lado, el internet de las cosas (IoT) va tomando fuerza para el control de dispositivos inteligentes y remotos.

De hecho, su futuro inmediato va hacia cómo captar datos de las experiencias de los usuarios en relación con productos y servicios y que después los puedan administrar y compartir de forma segura.

Por tanto, estos son dos ejemplos de la importancia de la evolución de la generación de datos y de lo indispensable que va a ser contar con herramientas BI en un presente no muy lejano.

La percepción de inteligencia en los procesos de gobierno no es nueva puesto que se conoce desde los años 60.

Lo que ocurre es que ha sufrido una constante y marcada evolución hacia modelos mucho más efectivos adaptados al nuevo entorno tecnológico.

Recientemente, se esgrime mucho la denominación macrodatos o big data para referirse a la toma de decisiones empresariales basadas en el análisis de patrones de comportamiento y gestión de grandes bases de datos y en la automatización de procesos.

Las herramientas de inteligencia en los procesos de gobierno

Ahora las entidades de gobierno generan tal cantidad de datos que no es posible ordenarlos, clasificarlos y gestionarlos con eficacia para que sirvan de base para tomar decisiones estratégicas óptimas si no se utilizan las herramientas adecuadas, las cuales se dividen en dos grandes grupos:

  • Software especializado
  • Herramientas metodológicas
La inteligencia de procesos de gobierno
La inteligencia de procesos de gobierno

El tratamiento de los datos en la inteligencia de gobierno

El software y, en general, las herramientas de business intelligence se basan en la utilización de sistemas de información complejos que utilizan datos extraídos de tres fuentes distintas: sistemas de producción, información relacionada con las área de gobierno o sus ámbitos provenientes tanto de dentro como de fuera de la organización y datos económicos.

Independientemente de su procedencia, los datos son sometidos a tres procesos diferentes con el objetivo de perfilarlos y homogeneizarlos para que puedan cumplir su función de generadores de información de calidad útil y efectiva para la toma de decisiones:

Proceso de extracción.

Proceso de transformación.

Proceso de carga o proceso ETL.

Las principales características que deben tener los datos son, entre otras: exactitud, fiabilidad, consistencia, relevancia y precisión. No obstante, lo más importante son los objetivos que se pretenden conseguir y su correcto análisis.

 

 

Por Alejandro De Belva, analista internacional y CEO de Oclix Group