Redacción 12 agosto, 2019
Schineider Electric EcoStruxure Power

El Instituto de Energía y Desarrollo Sustentable incorpora soluciones y hardware de Schneider Electric para mejorar los recursos

La solución instalada de Schneider Electric permite alcanzar altos niveles de gestión y eficiencia energética. La misma está basada en IoT (Internet de las Cosas) y aplicada a la distribución y gestión eléctrica mediante la arquitectura EcoStruxure Power.

Schneider Electric, empresa líder en la transformación digital de la gestión de la energía y la automatización, anunció hoy que con la finalidad de racionalizar los recursos energéticos, desarrollar opciones limpias tendientes a minimizar las emisiones y llevar a cabo proyectos que promuevan el desarrollo sustentable, la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) ha incorporado las soluciones de Schneider Electric Argentina S.A. a través del Instituto de Energía y Desarrollo Sustentable (IEDS).

La solución instalada está basada en IoT (Internet de las Cosas) y aplicada a la distribución y gestión eléctrica mediante la arquitectura EcoStruxure Power, la cual permite alcanzar altos niveles de gestión y eficiencia energética.

Para capitalizar y obtener beneficios tangibles de la conectividad y de las posibilidades que brinda, la arquitectura EcoStruxure Power se ordena en tres capas, según el siguiente diagrama:

Dispositivos Conectados:

En esta capa se ubican los diferentes dispositivos de medición y control con conexión a la red (IoT). Estos dispositivos generan una gran cantidad de datos y permiten alcanzar niveles de gestión y eficiencia energética impensados años atrás. Fueron provistos para esta capa multimedidores PowerLogic PM5000.

Edge Control:

El Software Power Monitoring Expert, premiado en 2017 como “Producto de año” por la revista Plant Engineering en EE. UU., es la plataforma que permite traducir los datos de los distintos dispositivos conectados a información apta para la toma de decisiones. El software habilita el uso de configuraciones básicas así como personalizadas, permitiendo tener toda clase de reportes energéticos de los edificios y plantas conectadas.

Apps & Servicios:

Finalmente esta última capa analítica consiste en una solución denominada Power Advisor, una poderosa herramienta que corre en la nube, y tiene como fin elaborar reportes de calidad de energía y de calidad de datos del sistema que permite la toma de decisiones desde los niveles más altos (gerenciales y directivos).

Mediante la arquitectura EcoStruxure Power, se obtiene un análisis en profundidad del funcionamiento de la infraestructura eléctrica, se asegura el nivel de confiabilidad establecido en el diseño original, y se reducen al mínimo los costos energéticos aprovechando al máximo los activos actuales.

“El objetivo es iniciar una línea de trabajo asociada a la medición y análisis de los consumos eléctricos de CNEA a partir del estudio de los parámetros medidos y registrados con los equipos de Schneider Electric.

Como resultado de estos estudios se espera caracterizar el consumo eléctrico en algunas dependencias de CNEA, mientras que al mismo tiempo se espera desarrollar y poner a punto una metodología de análisis propia de la institución.

Una vez obtenidos los patrones de consumo eléctrico, se propondrán medidas y criterios de optimización y racionalización de los recursos de las dependencias analizadas, para en un futuro, considerar la posibilidad de su extensión al resto de la institución”, comentaron el Dr. Pasquevich y el Ing. Carlos Ferrari, investigadores del IEDS (CNEA).

“Sin duda el futuro se encuentra en la descarbonización paulatina de la energía; en particular con acciones planteadas sobre la energía eléctrica que incluyen la continuidad de energía nuclear e incrementos probables en la matriz energética de las energías renovables y medidas de eficiencia energética.

Esta última en generación, transporte, distribución y uso final

En este contexto, la Argentina se encuentra en sintonía con las metas propuestas en la Conferencia de París sobre el Clima (COP21), celebrada en diciembre de 2015, donde 195 países firmaron el primer acuerdo vinculante mundial sobre el clima con el objetivo a largo plazo de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C sobre los niveles preindustriales a los efectos de reducir considerablemente los riesgos y el impacto del cambio climático.

A esto se suma las recientes directivas sobre Eficiencia Energética anunciadas por el Consejo de la Unión Europea con el fin de establecer un objetivo de la línea de ejecución de, al menos, el 32,5 % para 2030.

En el mismo sentido, tanto la ley Nº 27191 sobre energías renovables, la reciente extensión de vida de la Central Nuclear Embalse y la elaboración de medidas de eficiencia energética planteadas para reducir el escenario tendencial del 2030 son acciones concretas dirigidas a sostener la demanda creciente de energía del país con menor impacto ambiental y mayor sostenibilidad energética”, agregaron los ejecutivos.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

A %d blogueros les gusta esto: