Redacción 1 junio, 2019
Emprendedores Tecnológicos son víctimas de la voracidad de muchos grandes empresarios

Los emprendedores tecnológicos están siendo aniquilados uno a uno, por el gobierno del Ingeniero Mauricio Macri, y con la complicidad de cierta parte de la industria.

Los emprendedores tecnológicos son la fuerza que está transformando al mundo, pero en Argentina se los combate de forma sistemática para que el ecosistema no pueda enriquecerse con la diversidad.

Argentina está dando pasos sostenidos hacia el aniquilamiento total y absoluto de las Pymes tecnológicas, en favor de los grandes players que tienden a concentrar a la industria, con el soporte de leyes que a mi juicio son vergonzosas.

No hablo de un proyecto sistemático por parte del gobierno del ingeniero Macri, creo sinceramente que la impericia es aprovechada por algunos empresarios muy enfocados en concentrar poder.

Legisladores ciegos

El dictamen favorable por parte de los senadores nacionales por unanimidad demuestra la ignorancia supina reinante en ambas cámaras sobre como aprovechar la revolución 4.0 en favor de la gente, en lugar de a favor de los empresarios, mejor dicho, de unos pocos empresarios.

Una ley diseñada para concentrar el poder tecnológico demuestra que no vamos a incluir ni a todos los argentinos que puedan entrar en la nueva economía, ni tampoco vamos a incluir a las economías regionales que no sean funcionales a las empresas que sacarán ventaja de esta ley.

No puedo considerar menos que delincuente a un legislador que aprueba una ley, sin hacer un análisis estratégico de la ley, sin entender como se van a beneficiar todas y cada unas de las economías, y como el estado se garantiza el retorno de inversión que los empresarios solicitaron.

Esta nota, no es una proclama antigubernamental, es una protesta aireada contra el sistema que está putrefacto de mediocridad y pruritos políticos, muy lejanos a la gente.

En el debate en la cámara de diputados de la Nación Argentina, fue manipulado por el secretario de Emprendedores y PyME, quien sostuvo que esta, la ley de Economía del Conocimiento era una ley consensuada y MINTIO de forma descarada para favorecer a un sector lejano a los emprendedores y Pymes, y sectores centrales denunciaron que no fueron consultados.

Secretaría de Emprendedores y Pyme

Cuando uno entra en la página de la Secretaria de emprendedores y Pymes, puede leer que ellos Trabajan en la transformación de la matriz productiva, potenciando el valor estratégico de las PyMEs y Emprendedores como motores y dinamizadores del desarrollo económico del país.

El secretario Mayer debería renunciar por incumplimiento de funcionario público y tal vez aprender un poco de ortografía, PyME es una sigla y no lleva plural como se muestra en el primer párrafo de la página de la Secretaría que comanda.

El sujeto central de la Economía del Conocimiento es el trabajador y es su valor lo que da sentido a esta industria.

No es el capital empresario, es el talento del trabajador el objeto único de esta economía.

La falta de equidad y desvergüenza de muchos tiburones de la industria los ha llevado a anunciar que en la composición de sus costos el trabajo de los empleados constituye un 30% de su facturación, 30% que no representa lo que el empleado se lleva en mano, con suerte el trabajador se lleva ocho pesos de cada dólar que el empleador factura.

¿Puede ser que tantos legisladores y funcionarios no se dieran cuenta?

La ley está preparada para desguazar a la industria, para destruir a la Pyme y aplastar aún más al trabajador.

Es tan infantil la redacción de la ley que al empresario no se le exige ningún compromiso de contratación para estar amparado por la ley, por lo cual, lo que el gobierno, legisladores y funcionarios anunciaron sobre la cantidad de puestos de trabajo que vamos a obtener a cambio del esfuerzo de los argentinos, es simplemente nada.

Vuelvo a preguntar

¿Puede ser que tantos legisladores y funcionarios no se dieran cuenta?

No odio a la industria, la quiero demasiado y creo en la capacidad de los argentinos para desarrollar esta industria, pero con más de 36 años en esta industria, tengo la experiencia necesaria para saber que hay empresarios que añoran la esclavitud y ven con buenos ojos el 996. (de 9 a 9 6 días por semana).

Sin equilibrio, sin equidad, sin diálogo sincero y abierto esta industria va a perder el tren de la Economía del Conocimiento y los culpables podrá encontrarlos en quienes promueven esta ley.

 

Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

A %d blogueros les gusta esto: