Redacción 29 abril, 2019
Manufactura

La digitalización y el recurso humano hoy son los activos esenciales de una de las industrias con más impacto a nivel global, como la manufactura.

Las empresas de los países latinoamericanos tienen el reto de adaptarse a las grandes transformaciones de la industria 4.0.

Una de las industrias con mayor impacto mundial es la manufactura, la cual consiste en la transformación de bienes o productos para consumirlos o usarlos en nuestro día a día. Adicional, el sector crece más allá de lo imaginado, gracias a la entrada de nuevos mercados geográficos, dando como resultado un mayor alcance.

Entre los países donde se ha detectado mayor crecimiento y competencia de la manufactura en el último año están: China (93.5%), Estados Unidos (100%), Alemania (90.8%), Japón (78%), India (77.5%), Corea del Sur (77%), México (75.9%) y Canadá (68.1%) – Fuente: Deloitte–. Ante esta competencia es importante que las compañías latinoamericanas observen las tendencias que hacen de dichos países y sobretodo, se sensibilicen sobre la transformación que deben tener. Por ejemplo:

Internet de las cosas (IOT)

Para poder ir al ritmo de lo que indica el mercado y los consumidores se deben adoptar procesos y soluciones que garanticen un control. Dentro del sector manufacturero los dispositivos de identificación como los RFID (Radio Frequency Identification) o los RTLS (Real Time Location System) son claves para optimizar y planificar la automatización de procesos. Empresas especializadas en estas etiquetas refieren que alrededor del 38% de las firmas en el mundo ya dispone de sensores y el crecimiento dicta que en el futuro cercano el número aminorando las pérdidas y elevando los rendimientos.

Smart Factory

Cada vez hay más compañías interesadas en adoptar enfoques digitales en sus procesos para optimizar costos y tiempos. Uno de los grandes transformadores del sector son los softwares empresariales que al integrar procesos ayudan a mejorar el margen de utilidad o a reducir tiempos de inactividad de las máquinas. Un ejemplo son los ERPs (sistema de planificación de recursos empresariales), los que benefician la generación de análisis proactivos, a la disminución de errores o el seguimiento a pagos y cobros.

Gestión de personal

Quizá la industria de manufactura es una de las más cuestionadas en lo relacionada a la rotación de personal.

Hoy, el sector tiene una mayor sensibilidad de la importancia de retener a los trabajadores mejor cualificados porque su potencial genera mayor competitividad.

Es que los empresarios están invirtiendo en la capacitación, promoción y bienestar de los trabajadores; así como a la detección de áreas de oportunidad y de mejora en las funciones que realizan dentro de la organización.

“Hoy, al visualizar cómo optimizar los recursos de una empresa, y más en el sector manufactura, se hace de forma integral: se habla de números y de personas; se buscan softwares integrales; se requieren datos con precisión y oportunidad”, señala Eduardo Herrera, director de la vertical manufactura en Intelisis, ERP mexicano especializada en brindar soluciones tecnológicas.

Las tendencias evolucionan y estar sensibles a ellas es vital para que las compañías inviertan en aquellos valores que las harán crecer. “Las manufactureras deben evaluar su transformación integral para robustecer su crecimiento y cada vez es más oportuno informarse sobre cómo estar a la vanguardia en un mundo tan competitivo”, finaliza Herrera.

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam

A %d blogueros les gusta esto: