Presidente Argentino Ing. Mauricio Macri

Macri preanuncia otro gran error tecnológico para 2019, en un reportaje

El Presidente de la República Argentina, Mauricio Macri en el día de ayer anunció la Ley de la Economía del Conocimiento, en el marco de un reportaje televisivo exclusivo.

El presidente Macri, podría sumar otro error a su gobierno
El presidente Macri, podría sumar otro error a su gobierno

En una clara señal que demuestra algunas de las razones de la crisis, es posible que el presidente Macri esté mal asesorado, en tecnología también.

Con bombos y platillos, la Cámara Empresaria de Software y Servicios Informáticos, anunció que presentó ante el Presidente de la Nación Ingeniero Mauricio Macri, un proyecto de ley de Economía del Conocimiento para reemplazar a la actual ley de software, que vence a finales de 2019.

Dicha Ley es ampliamente cuestionada por empresarios y analistas, no logró aportar el impulso necesario para hacer del desarrollo argentino, una marca de fama mundial.

Diseñada como un coto de caza para pocas empresas, todas cercanas a la Cámara conocida como CESSI, espoleó las arcas del Estado sin lograr encender un solo motor de innovación que beneficie al trabajo de la gente.

Muchos han visto con recelo una muy dudosa decisión originada en el Ministerio de la Producción en la que se habilitó que la empresa Mercado Libre se haga de unos 500 millones de pesos de beneficios, por una ley de software, cuando ellos mismos sostienen que son una empresa de e-commerce, y hasta mi madre sabe qué Mercado Libre no vende software.

Créanme que mi madre no sabe mucho de software, es una jubilada de 83 años.

Cuando personalmente consulté al Señor Carlos Pallotti sub secretario al cargo del área de desarrollo tecnológico, hoy un civil eyectado del gobierno, lo único contundente en su diálogo con mi persona por chat fue que avalaría a ML, pero nunca pudo esgrimir una razón valedera, para tamaña sin razón.

Una desprolijidad temeraria, si consideramos la relación amistosa y fluida entre el Señor Presidente Ingeniero Mauricio Macri y el CEO de ML.

Objetivos claros, malos, pero bien claros

Ahora bien, el proyecto de Ley de Economía del Conocimiento pretende achicar el coto de caza de las arcas del Estado, y afianzar algunos logros a mi juicio “supinos” que lograron obtener.

Guardado con gran misterio el proyecto de ley, hice mi labor de periodista y conseguí acceder al texto.

Sinceramente al leerlo, no sé si primó más la vergüenza por la pobreza intelectual de la propuesta, o el estupor ante un intento insólito (por utilizar un adjetivo suave) de monopolizar la industria, creando un modelo de microempresas satelitales, que desarme los equipos de las compañías y pasen a facturar a las grandes empresas en lugar de generar empleos formales.

El modelo de seguridad social argentino es estudiado y admirado en el mundo, esto es un golpe por debajo de la línea de flotación, sin darle importancia a la gente, solo a la voracidad empresaria.

Entiendan que no me pongo colorado si hablan de crear nuevas formas de contratación, no avalo la industria del juicio y me simpatiza muy poco la falta de diálogo frente a un problema, tanto del lado empresario como sindical.

Los que piensan con la cabeza debajo de la tierra

El régimen de “Promoción de la Economía del Conocimiento” está mal planteado, tal como se lo propusieron al Presidente Macri, parece mentira que un conjunto de empresarios tecnológicos encerrados en una habitación para no dialogar con nadie, hicieran un lineamiento general de una pobreza intelectual tan marcada, demostrando que no tienen idea de lo que es la economía del conocimiento.

Ya desde el principio se nota que no tiene carácter federal, solo se concentrará en Buenos Aires y a los Polos Tecnológicos regionales les deja el trabajo sucio de lidiar con las microempresas, bajo un modelo de esclavitud digital que de pronunciarse se estudiará en los libros de historia de las generaciones venideras.

El conocimiento es el nuevo patrón oro, no la empresa

Seamos claros, la Economía del Conocimiento está sustentada en el conocimiento de los trabajadores y la pedantería empresaria los obvia no solo de discutir este proyecto, también de los alcances.

Son tan …… (créanme que me cuesta no ser agresivo) simpáticos que proponen actividades ridículas para fomentar la innovación y dejan escondidos detalles como fomentar la propiedad intelectual para terceros países, quieren que paguemos el desarrollo de otras naciones, con tal de forrarse los bolsillos.

¿Y la infraestructura?

Fomentan el SAAS, cuando el mundo está desarrollando el IAAS, si no entiendes de infraestructura moderna no entiendes de tecnología y nunca vas a tener un modelo sustentable de ciudades inteligentes a dónde desarrollar la bendita Economía del Conocimiento.

¿Y la gente?

El presidente Macri se preocupa por la gente, así lo expresó, en ese caso el “Padre Nuestro” de la Biblia de la Economía del Conocimiento es la “inclusión”, en el proyecto de ley la palabra inclusión no figura, otra muestra clara de que esta ley no está pensada para la gente, es una estratagema para financiar a una elite empresarial.

El artículo 5

Una verdadera pieza poética para incluir a Mercado Libre, la Ley de software actual PROHIBE el autodesarrollo, (tal vez parezca contradictorio, pero acá si incluyen).

Pero si el usuario no está relacionado con el desarrollador vale… Son la envidia de García Márquez, Borges y Cortázar juntos.

La prosa creativa los blinda hacia el futuro y les permite imaginar nuevas picardías.

Presidente Macri, pídale a su amigo que tenga un gesto patriótico y que no conteste con el bolsillo.

Seguridad bien

El mundo ha creado múltiples foros con foco en ciberseguridad, la problemática de escala global es debatida en múltiples foros multisectoriales, la OEA, la UE, AIC de Asia. Todos expresan su preocupación ante el alto grado de sofisticación de los cibercriminales.

Cuando subtitulé “seguridad bien” me refería a que aseguraron la de ellos, el tema de la ciberseguridad no figura en ningún lado.

Son tan básicos que, en lugar de pensar en grande, en fortalecer una marca “Argentina Desarrollo Seguro” y aprovechar la coyuntura global para imponerlo, no ponen nada y van a negocio chiquito, como avioncitos de cabotaje…pero low cost.

Conocimiento

8% de la masa salarial para sustentar un proceso de conocimiento continuo, un poco, muy poco, parece como en una receta de cocina 30 gramos de manteca y una cucharadita de sal. Lean bien la trampa, promuevo microempresas que me venden el desarrollo barato porque las integré a la ley para bajar mis costos y mi riesgo y con 10 empleados, ese 8% es una moneda, para recibir un premio gordo de 20 puntos de ganancias y otras ventajitas más, que no las coloco para no agobiarlos.

¿Alguien puede imaginar que la empresa pague menos ganancias que sus empleados?

¿Por qué no son inteligentes y le bajan el 20% de ganancias a los empleados informáticos para promover un aluvión que nos deje con los recursos necesarios para hacer frente a la Economía del Conocimiento?

¿Qué estudio hicieron para saber que 8% de la masa salarial alcanza para capacitar a un país?

¿Quién lo va a pagar? ¿El empleado?

La frutilla del postre es el 3% en I+D

En Argentina, ¿quién lo va a controlar?

Presidente Macri, no quiero que le vaya bien a Usted para beneficiar a otro modelo, quiero que le vaya bien a Argentina y me preocupan los errores no forzados, por favor retire esta ley y llame a quienes saben del tema para redactarla como corresponde.

 

 

Marcelo Lozano – Un argentino sin intereses que lo beneficien o perjudiquen con esta ley.

82 / 100