Redacción 2 marzo, 2019
México Slim maneja el control electoral
México Slim maneja el control electoral
México: Slim maneja el control electoral

Scitum y Telcel fueron los encargados de proteger el perímetro de ciberseguridad que tiene el Instituto Electoral de México para evitar un hackeo a sus sistemas.

Ambas empresas Scitum y Telcel de ciberseguridad, propiedad del multimillonario mexicano Carlos Slim, tuvieron a cargo, junto con la Unidad Técnica de Servicios de Informática (Unicom) del Instituto Nacional Electoral (INE), de la ciberseguridad del control digital electoral.

El presidente de la Comisión de Organización y Capacitación Electoral, de México Marco Antonio Baños Martínez, aseguró en su momento a los medios de información presentes “que los sistemas iban a funcionar al 100%, no tenemos preocupaciones con el tema de los hackeos, estamos en tiempo y forma para garantizar que la información estará protegida”.

Instituto Nacional Electoral

Además afirmó que los sistemas computacionales del INE tienen una arquitectura de seguridad conformada por tres capas diferentes, las cuales serán administradas por la compañía de ciberseguridad Scitum, subsidiaria de soluciones y servicios de ciberseguridad de Telmex, y Telcel, propiedad del mismo grupo empresario internacional.

Baños Martínez aseguró que trabajaron duro para que el Instituto Nacional Electoral no tenga riesgo de sufrir un hackeo en sus sistemas, colocando especial foco en el día de la Jornada Electoral del pasado 1 de julio de 2018, y a su vez resaltó que pese a que el Instituto Politécnico Nacional (IPN) no había continuado con esas labores, la contratación de la empresa Scitum, implicó un salto cualitativo en todos los aspectos relacionado con la seguridad cibernética de los comicios electorales.

Scitum es una empresa con más de 20 años de experiencia en el mercado de ciberseguridad y cuenta con un portafolio que está compuesto por varios grupos de servicios especializados para proveerle de una seguridad integral.

Con los ojos del mundo puestos en la transparencia de los sistemas de votación, en todo el mundo, México enfrentó con solvencia un desafío importante para la sustentabilidad de su democracia.

Quizás esta podría ser una fórmula «agnóstica» para el control de votación de Venezuela y no debería descartarse como opción en las próximas elecciones en Argentina.

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam