Redacción 27 febrero, 2019
FMI bajo ataque cibercriminal
FMI bajo ataque cibercriminal
FMI bajo ataque cibercriminal

Los cibercriminales han incrementado el poder y la complejidad de sus esfuerzos, apuntando a organismos internacionales cruciales como las Naciones Unidas, el Departamento de Estado de los Estados Unidos y el FMI (Fondo Monetario Internacional), según informes secretos que han trascendido.

Un grupo de analistas de seguridad privados encontraron que los llamados ataques distribuidos de denegación de servicio (Ddos) contra el sector de asuntos internacionales aumentaron en un 200% entre la segunda mitad de 2018 y el mismo período del año anterior.

Se resalta que el aumento en el tamaño y la frecuencia de los ataques, están siendo monitoreados de forma constante, con foco en 35 grupos en países como Irán, China, Corea del Norte y Rusia.

Se registra a diario actividad de actores clave de estados nacionales como China, Rusia, Irán y el Corea del Norte, no mostró signos de menor actividad año pasado.

Panorama Global

El panorama global de amenazas cibernéticas continúa evolucionando, desatando técnicas de ataque cada vez más sofisticadas y persistentes a escala de internet.

Los dispositivos de Internet de las cosas (IoT), como cámaras y routers habilitados para la web, son «objetivos constantes» de los ataques Ddos.

Tal como sostuvo recientemente Jens Stoltenberg. El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como presidente en ejercicio del Consejo del Atlántico Norte, “Hoy no podemos concebir un acto de guerra, sin su consecuente contraparte de ciberguerra”.

Los objetivos críticos de una nación son sin duda la dermis más sensible de una nación, los cuales pueden ser afectados por actores extranjeros directos, o contratados, para afectar el normal desarrollo de las actividades de un país.

Los misiles tecnológicos, pueden ocasionar más daños que los vectores físicos, y a diferencia de estos, la tecnología actual permite plantar falsas banderas en los ataques para desligarse de la responsabilidad de agresión contra otra nación.

 

 

Por Dr. Alberto D. Louys – Analista Internacional de Estrategia en Seguridad para IT Connect Latam