World Payments Report 2018

World Payments Report 2018

World Payments Report 2018

Los mercados en desarrollo impulsan el crecimiento en las transacciones no monetarias, pero los bancos se enfrentan a múltiples obstáculos para la creación de un nuevo ecosistema de pagos

Los pagos digitales experimentan un crecimiento, impulsados por los mercados en desarrollo, de acuerdo con el World Payments Report 2018, publicado por Capgemini y BNP Paribas.

Sin embargo, el ambiente de innovación en pagos es incierto, mientras las BigTechs[1] hacen sentir su presencia y las empresas tradicionales enfrentan complicaciones para el desarrollo de nuevos ecosistemas colaborativos de pago con las FinTechs.

El reporte detectó que, para hacer crecer un nuevo ambiente de pagos, se requerirán más que sólo algunas iniciativas bancarias.

La comunidad de servicios financieros -incluyendo organizaciones del sector público, legisladores, y terceros- debe determinar sus nuevos papeles y trabajar en conjunto con los grandes usuarios de pagos para asegurar el desarrollo de un ecosistema de pagos robusto y balanceado.

Los mercados en desarrollo impulsan el crecimiento no monetario

El reporte pronostica que las transacciones que no son en efectivo tendrán una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) de 12.7% hasta 2021, tras un crecimiento de 10.1% en 2015-2016, periodo en el que el volumen total de transacciones no monetarias alcanzó 482,600 millones.

Este crecimiento está impulsado por los mercados en desarrollo, con crecimiento notable en Rusia (CAGR de 36.5%), India (33.2%) y China (25.8%) durante 2015-16.

Los mercados maduros mantuvieron un crecimiento constante de 7%.

Se espera que los mercados en desarrollo muestren un CAGR de 21.6%, encabezados por Asia emergente con 28.8% en los próximo cinco años.

Para 2021, los mercados emergentes serán responsables de alrededor de la mitad de todas las transacciones no monetarias a nivel global, sobrepasando por primera vez a los mercados maduros, que hoy son responsables del 66.3%.

Las BigTechs están abriendo sus carteras electrónicas

La disrupción en el mercado de pagos se acelera mientras nuevas tecnologías toman lugar y las BigTechs y FinTechs hacen sentir su presencia.

En particular, las carteras electrónicas están al alza y presentan una gran oportunidad de mercado para los proveedores de pagos no-tradicionales.

En 2016, las carteras electrónicas fueron responsables del 8.6% de las transacciones de no monetarias (un volumen de 41,800 millones), de los cuales 71% fueron facilitados por proveedores BigTechs.

 La innovación enfrenta complejidades

Aunque la disrupción se está acelerando, y prolifera la entrada de nuevos jugadores al mercado, existen retos legales y técnicos para el desarrollo de nuevos ecosistemas de pagos innovadores, junto con la expectativa del actual nivel de seguridad.

Sólo el 38% de los ejecutivos bancarios encuestados para el reporte, mencionaron estar ‘planeando un rol fundamental’ en los nuevos ecosistemas de pagos.

“Mientras la demanda por pagos digitales es grande, especialmente en los mercados en desarrollo, algunos bancos deberían revisar su elección de no buscar un papel fundamental en el nuevo ecosistema de pagos,” comentó Anirban Bose, CEO de Servicios Financieros, Capgemini, y miembro del Comité Ejecutivo del Grupo.

“Con una participación de mercado significativo en la industria de pagos, y la implementación de nuevas tecnologías, los bancos se encuentran en una posición única para poder dar forma al mercado. También pueden generar nuevas fuentes de ingresos a través de relaciones innovadoras y colaborativas con FinTechs, así como una participación activa de la comunidad de servicios financieros.”

“Los grandes usuarios de pago también son parte fundamental de la evolución e innovación en la industria de pagos. Sin su participación, los proveedores de servicios de pago pierden una oportunidad vital de dar forma a las nuevas ofertas en transacciones bancarias, como agregación de efectivo, pronósticos de efectivo y tesorería automatizada,” comentó Bruno Mellado, Head of International Payments and Receivables, BNP Paribas.

“Estas ofertas podrían equipar a los tesoreros corporativos con los medios para pasar de un rol táctico u operativo hacia un papel más estratégico para sus compañías.”

Como indicador de las complejidades que rodean a la innovación en el mercado de pagos, muchos encuestados comentaron que la adopción de una infraestructura de pagos en tiempo real es inhibida por la falta de interoperabilidad entre esquemas[2] (identificada por 74.1% de los ejecutivos) y débil estandarización de datos y autenticación (59.3%).

Sobre la tecnología de registro distribuido (DLT), 85.9% destacó la falta de interoperabilidad, 83.1% la falta de claridad legal, y 77.1% la escalabilidad como factores que limitan la adopción.

El reporte también muestra cómo las iniciativas clave de la industria y legislación (KRIIs) amenazan con crear conflictos mientras crecen de nivel regional a global. Los KRII en conflicto plantean desafíos operativos y de implementación que podrían dificultar la transición a nuevos ecosistemas de pagos.

Ejemplos incluyen la Quinta Directiva Anti Lavado de Dinero (5AMLD) y conflicto PSD2, así como GDPR.