América Latina: casi el 50% depende de su GPS

América Latina, todos confiamos en el GPS para llegar a cualquier lado

América Latina, todos confiamos en el GPS para llegar a cualquier lado

¡No sé cómo llegar, estoy perdido! Casi la mitad de las personas en América Latina depende de sus dispositivos móviles para llegar a su destino

 

Imagine que está en un país extraño, perdido y sin forma de contactar a nadie que pueda ayudarle.

Pues bien, cuando los teléfonos o las tabletas se descomponen, se quedan sin batería o las conexiones no funcionan bien, conlleva a un escenario de pesadilla que muchos han tenido que enfrentar.

Según la investigación de Kaspersky Lab, los dispositivos conectados son esenciales para las vacaciones de las personas en América Latina, ya que el 66% dependen de ellos para tomar fotos, encontrar el camino de un punto a otro (47%) o pedir ayuda si fuera necesario (35%).

De hecho, dependen tanto de los dispositivos que 39% ni siquiera puede imaginarse viajando a algún lugar sin ellos.

La investigación de Kaspersky Lab ha descubierto que las personas en América Latina necesitan mantenerse conectadas cuando viajan, lo que significa que cuando sus dispositivos fallan o su conexión se pierde rápidamente se sienten vulnerables. Es un fenómeno común: la investigación encontró que una de cada seis (15%) ha tenido problemas en sus viajes como consecuencia de perder la conectividad.

Las historias obtenidas en la investigación van desde personas que no pueden encontrar lugar dónde quedarse, hasta perder llamadas en que avisaban de cambio de vuelo o terminar con una intoxicación por alimentos al no poder buscar información en línea sobre dónde comer.

Un encuestado anónimo incluso dijo que se quedó atascado en un desierto cuando su teléfono inteligente se apagó. Esta situación de miedo hubiera sido fácil de manejar si hubiera tenido una conexión. Sin embargo, al no poder usar su smartphone se vio en peligro.

Quedarse varado en un desierto es un ejemplo extremo, pero no tener una conexión funcional es una preocupación para muchos latinoamericanos, pues la mayoría de la gente (83%) está de acuerdo en que se sentirían estresados si se perdieran en un lugar desconocido, y un 37% de los usuarios dicen que se preocuparían de que algo así les pasara.

“Este incidente, y muchos otros, se podrían evitar si todos tuviéramos más cuidado con nuestros dispositivos. Si dependemos de permanecer conectados, eso no es necesariamente algo malo. Después de todo, conectarnos nos ayuda a navegar nuestro recorrido cuando viajamos, y a encontrar los mejores lugares para comer, beber y alojarnos. Pero si somos dependientes de ello, ¡no pongamos en peligro nuestra seguridad perdiendo esa conectividad cuando vamos de un lado a otro o estamos en un lugar desconocido!”, dijo Dmitry Aleshin, vicepresidente de Marketing de Productos de Kaspersky Lab.

Tener una solución de seguridad que puede modificarse para funcionar en diferentes situaciones puede brindar a los usuarios una mayor tranquilidad y ayudarles a evitar problemas cuando están lejos de casa. Kaspersky Security Cloud hace precisamente eso: se adapta a cada usuario, al entorno en el que se encuentra, cómo se conecta y con qué dispositivo. Sus características incluyen, entre otras funciones:

  • Antirrobo: ayuda a las personas a evitar problemas en caso de que les roben el dispositivo o lo pierdan en un lugar desconocido. Esta característica puede bloquear y localizar un dispositivo perdido u olvidado, encender la alarma de ese dispositivo e incluso tomar una foto del que lo ha robado.
  • Secure Connection: ayuda a las personas a mantenerse seguras y protegidas, incluso si se conectan en línea en un territorio que no es familiar y usan una conexión Wi-Fi desconocida. Transfiere datos a través de un canal cifrado para garantizar la seguridad de los mismos.
  • Consumo de energía del dispositivo: ayuda a evitar ese momento de infarto cuando uno se da cuenta de que la batería está a punto de agotarse, pero no sabe dónde se encuentra. Esta función permite saber cuándo la pila está por terminarse y cuenta cuántos minutos quedan, lo que le da tiempo para recargarla.