Economía 4.0 – La innovación no puede aplastar a la humanidad

Marcelo Lozano - General Publisher IT CONNECT

Marcelo Lozano – General Publisher IT CONNECT

La innovación, el cambio permanente, la imposibilidad de administrar el crecimiento desmesurado de conocimiento por parte de la humanidad, está creando grandes asimetrías que debemos atender para crear un futuro sustentable de la economía.

 

En el último Foro Económico Mundial desarrollado en Davos, se dieron a conocer números impactantes que nos obligan a repensar los rumbos del desarrollo y la sustentabilidad económica de una industria o nación.

El 99% de la población del mundo, es más pobre que el 1% más rico, una realidad que explica gran parte de los conflictos humanos desde la época de Cristo hasta hoy.

El mercado está metabolizando a la especie humana, pareciera que cuantos más recursos generamos, más grandes hacemos las asimetrías y nos olvidamos de que el otro también es un ser humano con el que compartimos este viaje estelar en el planeta tierra.

La dignidad humana es un valor preciado que hemos resignado en nombre de la productividad, de la acumulación y del negocio.

Cuando veo al empresariado argentino del campo tecnológico evadiendo, ignorando, no tomando en cuenta, eludiendo, esquivando o soslayando al trabajador como valor fundamental de la aceleración de recursos fenomenales que vive la humanidad, despiertan toda mi rebeldía juvenil, que tiene la maceración de algunos años, que avivan mi deseo de conectar ciertos pensamientos.

El reduccionismo darwiniano de que el hombre debe sobrevivir para servir al mercado es una concepción anacrónica, casi tan bestial como mantener activos los zoológicos hoy en día, solo que en el caso de los zoológicos los animales que lo habitan demuestran tener mucha más humanidad que algunos empresarios, no todos.

Luego de haber viajado por el mundo gracias a mi profesión, puedo dar testimonio fiel del legado invaluable que quienes hoy ocupamos el planeta hemos recibido del humanismo, que se contrapone con el dolor y la crueldad que la evolución constante ha causado.

No es necesario, no es lógico, no es aceptable pensar que algún día la acumulación de riqueza será tanta que generará un derrame en la sociedad toda o en el mundo tecnológico que es el que nos ocupa.

Nunca ha ocurrido y nunca será suficiente.

La construcción de un futuro mejor desde el punto de vista laboral debe construirse desde las bases hacia lo más alto y encumbrado de la sociedad toda.

La inteligencia artificial va a destruir empleos, si lo permitimos como sociedad y no nos preparamos para hacer frente a los nuevos desafíos.

Los tiempos en los que vivimos requieren de la grandeza patriótica de sus dirigentes, que deben anteponer el interés de los semejantes que su vocación de acumular riqueza.

La construcción política del trabajo del futuro, debe comenzar y los actores que no estén presentes en el diálogo, deberán sacar número en la ruleta de la vida para ver que rol les asigna la Economía 4.0

 

 

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT CONNECT