Daca

DACA: ¿afecta al mercado tecnológico esta medida controvertida?

DACA: Acción diferida para los llegados en la Infancia, administración Trump rompe motores de innovación

En el día de hoy el gobierno de los Estados Unidos ha tomado una medida drástica al dar de baja el DACA, nombre con el que se conoce a la iniciativa de Acción diferida para los llegados en la Infancia, dictada por el ex presidente Barak Obama.

El mundo tecnológico mira con singular preocupación esta iniciativa del presidente Trump, ya que sin dudas es quien mejor entiende el aporte cultural y de conocimiento que se produce con los ecosistemas humanos que provienen de diferentes latitudes, e incorporan visiones diferentes de la tecnología, generando mayor riqueza de la que generan.

Ley “Dream”

La conocida Ley “Dream” dictada por decreto presidencial en el gobierno de Barak Obama, protegió de la deportación a los jóvenes acreditados como “dreamers“, inmigrantes indocumentados que alcanzaron a Estados Unidos de chicos junto con sus padres.

En un número cercano a los ochocientos mil, Estados Unidos ha colocado en posición delicada a estos jóvenes que son un componente esencial de los motores de innovación de la Nación más poderosa y admirada de la tierra.

La multiculturalidad es el germen que despierta la innovación en cualquier sociedad y crea ideas maravillosas, más aún si hablamos del campo tecnológico.

En su mayoría Latinos, casi el 80% son de origen mexicano y solo el 1% corresponde a Argentina, solo por citar dos casos de nuestra región.

La suspensión del presidente Trump no alcanza a las presentaciones ya realizadas, ni pone en peligro a quienes estuvieron amparados bajo esta alternativa legal.

Pero según el fiscal General, Jeff Sessions “Las sociedades donde el imperio de la ley está sujeto a caprichos políticos y a prejuicios personales tienden a convertirse en sociedades afectadas por la corrupción, la pobreza y el sufrimiento humano” en clara oposición a las motivaciones preexistentes que llevaron a la administración anterior a decretar esta ley.

Solo el futuro podrá determinar los daños concretos que sufrirán los motores de innovación, tan controvertida.