China: la oportunidad para acelerar la economía de América Latina

Las proyecciones hacia 2020 sugieren que China aumentaría de forma notoria su posición relativa como destino de las exportaciones regionales de América Latina, y el intercambio comercial será central para el desarrollo central de nuestra economía.

A diferencia de la China de los años 80, hoy vemos a un país mucho más maduro, con una observancia por la calidad, que distingue la producción oriental, no solo por el costo.

Efecto Trump

Tras el triunfo electoral de Donald Trump el actual ritmo de crecimiento de la demanda de nuestros productos en los Estados Unidos, decreció de forma abrupta, el tamaño de China como Economía, hoy bajo esta realidad los coloca en el primer lugar mundial, con un Estados Unidos que está dando claras señales de proteccionismo, y con la Unión Europea que no puede sostener su ritmo de demanda por la crisis que la afecta.

En el caso de las importaciones se prevé un comportamiento similar y que China superó a la Unión Europea en 2015.

Esta tendencia podría rezagarse en función del dinamismo que aporte el comercio bilateral en función de los acuerdos de asociación de la Unión Europea con Centroamérica, el Caribe, la Comunidad Andina y, eventualmente, el MERCOSUR.

Los aumentos de las importaciones desde China se producirían sobre todo en bienes de capital, en especial en productos electrónicos, piezas y partes, así como maquinarias y equipo, además de textiles y confecciones.

Se trata de productos chinos que ya tienen una fuerte presencia en la región, y proveen una dinámica complementaria al mercado regional en general y argentino en particular.

China es una tierra virgen para generar negocios en ambos sentidos, que, por su potencial tecnológico, brinda la oportunidad de complementar valor con la potente industria del software que se está desarrollando en el Cono Sur de la región.

Desde Maires Group, estamos organizando rondas de negocio y acompañando a empresarios a China, para alcanzar el mayor y más rápido vínculo con una cultura de negocios y producción diferente, compleja y desafiante.

La preocupación del empresario regional, no debe ser Trump, debe ser el posicionamiento que pueda tener en el mercado más abierto y voluminoso del planeta. CHINA!

 

Por Esteban Sanguinetti

CEO de MairesGroup