Temporada de alta de ventas, todo debe funcionar

5 formas en que los revendedores pueden proteger a los minoristas que pierden dinero de TI y apagones en temporada alta de ventas

Estamos por cerrar el año, y con ello llega la temporada de ventas de liquidación. Ese escenario lleva a los vendedores minoristas a extender sus horarios para atender al gran caudal de gente, por lo que hay que prevenir cualquier situación que afecte al suministro de energía.

Cuando un corte en el suministro de energía se da en el hogar, no suele haber grandes problemas. Pero en un entorno minorista, una interrupción en la infraestructura TI o en el suministro de energía podría significar un desastre, dejando las tiendas incapaces de cumplir con su único propósito: comercializar.

Por esto, debemos echar un vistazo a algunas de las formas en cómo los minoristas maximizar sus ventas y procesos de la mano de la tecnología:

Sistemas EPOS

Los sistemas Punto Electrónico de Venta Digital (EPOS, por sus siglas en inglés) son una vía mediante el cual los clientes pueden pagar por bienes o servicios. Entre sus beneficios principales se incluye el apoyo en mejorar el rendimiento de las plataformas de negocio; permite almacenar de una forma segura información y datos de stock; aporta inteligencia a la operación permitiendo ver cuáles son los productos más demandados, entre otros beneficios.

Sin embargo, en caso de que un minorista sufra un corte en el suministro de energía o una interrupción de cualquier tipo en su plataforma tecnológica, lo esperable es que los clientes que están esperando su turno de pago se vayan a otro lugar.

No se puede cobrar nada si se sufre un corte de energía, adicional a otras complicaciones, como que los elevadores dejen de funcionar. En la actualidad, aplicaciones, centros de datos, equipos, todo está basado en un sistema electrónico, ya que el propio el sistema EPOS está conectado.

CCTV

Garantizar que el stock es esencial para todos los minoristas, y los sistemas de seguridad cerrada (CCTV, por sus siglas en inglés) actúan como una gran manera de disuadir a los ladrones potenciales y el rastreo de los que roban. Pero si se produce una interrupción en el suministro de energía, también lo hace el circuito cerrado de televisión, que puede causar problemas fuera del edificio, en el taller y hasta en la sala de almacenamiento.

Esto es probablemente más importante en una gran tienda. Por ejemplo, si una persona está en una sala de almacén de supermercado, hay cámaras de seguridad allí para detener el robo interno. Por esto, si se corta la energía, se transforma en un riesgo financiero. Pero también para cualquier tienda es importante contar con un sistema de monitoreo, ya sea interno o externo, especialmente fuera de las horas laborales.

WiFi

Tener una conexión WiFi gratuita es cada vez más importante. Si la energía se apaga y la conexión inalámbrica se va con ella, esto por supuesto afecta a los clientes potenciales.

Debemos tener presente que el WiFi se ha convertido en la nueva jerarquía de necesidades, en especial para las personas que se encuentran de viaje o deben trabajar fuera de su oficina.

Cuarto de servicio

Los minoristas más grandes con múltiples tiendas generalmente cuentan con salas de servidores en el lugar. Su objetivo es recopilar datos de transacciones y manteniendo la infraestructura de TI en funcionamiento. Por esto sin estos cuartos, los datos vitales de ventas se pueden perder, lo que puede ser causa de muchos problemas.

Sin embargo, es vital que quienes tengan este tipo de salas, garanticen que se puede realizar un back up de la información para protegerse ante una pérdida eventual de datos.

En este sentido, los resellers pueden agregar una oferta de valor muy importante para sus socios ofreciendo productos de fuente de alimentación ininterrumpida. Por ello, es importante entender que ofrecer un UPS podría funcionar como una política de seguro, de la misma forma que funciona un seguro de auto ante cualquier eventualidad.

Pero no se debe reducir esta situación a cortes del suministro eléctrico, sino también tener presente que existen más variables que pueden poner en riesgo el negocio. Hablamos de situaciones sociales o climáticas extremas que pueden impactar de una forma directa a la operación.

Por lo tanto, no importa cuál es la razón del riesgo. Si una tienda minorista no está preparada para ello, cualquiera de estas situaciones significan pérdidas financieras y a un daño a la reputación, llegado el punto de tener que cerrar las puertas del negocio.

Algo que se podría evitar con una inversión en un sistema de UPS. De esta forma podemos volver a preguntarnos, ¿cuáles son las áreas a los que nos expone un corte del suministro eléctrico? Finanzas, seguridad, daños a la reputación.

Por Simon Blake, Director de Marketing EMEA de Vertiv.