La migración a la nube debe realizarse con responsabilidad

En la actualidad, la mayoría de las empresas están migrando a un esquema en la nube.

Si bien ha resultado ser eficiente para la mayoría de las organizaciones, instituciones de gobierno y otro tipo de entidades siempre han tenido sus dudas por desconfiar de su seguridad.

“Aunque diferentes disciplinas han tomado las medidas necesarias para proteger la información digital con controles cada vez más estrictos, ningún sistema, ya sea  en una nube privada o una nube pública, es 100% seguro. Se debe tener presente que siempre existirá la posibilidad de una brecha, por esto nunca se puede bajar la guardia”, explica David Cabrera, Business Development & Marketing Director Vertiv.

Por esto, la seguridad digital debe ser la preocupación número uno, sobre todo a nivel de las empresas como en industrias bancarias y gobierno, donde se ha vuelto de vital importancia tener todos los sistemas necesarios en cuanto estructura física mediante estructura pasiva para controlar este tipo de ataques.

“Otro punto a tener en cuenta es que todas las organizaciones que se dedican a ofrecer servicios en la nube, como empresas de hosting entre otros, deben estar certificadas por diferentes institutos, como es el Uptime, o el ICREA para inspirar seguridad a sus clientes. Esto obliga a los proveedores a tener los mayores niveles de redundancia en su infraestructura crítica, lo cual impacta de cierta forma en la parte de su seguridad cibernética”, agrega el especialista.

En este sentido, además de los riesgos digitales que existen, también se debe tener presente los que coexisten para la infraestructura física. Por eso, desde Vetiv nos especializamos en equipos para aplicaciones críticas, lo que se traduce en fuentes de energía interrumpida, equipos de aire acondicionado equipos, de control y suministro eléctrico, entre otras cosas. Nuestra responsabilidad es respaldar toda la infraestructura para lograr finalmente los cuatro pilares de los servicios, es decir, que el servicio sea fluido inmediato  e ininterrumpido.

“Nuestro valor agregado radica en la calidad de los productos, ya que somos una empresa certificada prácticamente todos nuestros equipos tanto de aire, energía y soluciones de potencia, tienen certificación internacional Energy, Ahri, MHRA, en entre otras, que nos avalan como una empresa socialmente responsable y con una eficiencia alta en el mercado”, destaca el ejecutivo.

Por esto, a la hora de migrar a la nube, las organizaciones no deben guiarse solamente por el costo o el renombre del proveedor. Es de vital importancia sumar variables a la hora de evaluar dónde se realizará la inversión teniendo presente tanto los aspectos de seguridad digital como garantizar el funcionamiento 24x7x365 de la infraestructura para evitar cortes en la operación, lo cual puede generar un gran impacto en el negocio y en la reputación.