Anonymous ataca de nuevo: ahora Rusia

Anonymous
Anonymous vuelve al juego de las grandes ligas

El pasado 10 de mayo de 2018, el grupo hacktivista en línea Anonymous realizó un ciberataque en el sitio web oficial de la Agencia Federal para la Cooperación Internacional de Rusia (Rossotrudnichestvo) pirateando y desfigurando su subdominio contra la censura en curso en el país, especialmente la reciente prohibición de los mensajes cifrados aplicación Telegram.

Si no está al tanto, Anonymous protesta por la situación en Rusia, en abril de este año, la aplicación Telegram (junto con millones de direcciones IP) se bloqueó en el país luego de que la compañía rechazara la solicitud de entregar las claves de cifrado de sus usuarios al Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia con fines de investigación.

Luego, el 3 de mayo de 2018, la autoridad rusa de regularidad de medios y comunicación, Roskomnadzor, bloqueó más de 50 redes privadas virtuales (VPN), Web Proxies y Anonymizers en medio de su campaña contra el servicio de mensajes de Telegram.

Sin embargo, en un ciberataque inesperado, Anonymous desfiguró uno de los subdominios de Rossotrudnichestvo con imágenes y mensajes de protesta contra la censura en curso.

De acuerdo con el mensaje en el deface:

“Saludos, Roskomnadzor:

Sus recientes acciones destructivas contra Runet nos llevaron a la idea de que usted es solo un puñado de gusanos sin cerebro incompetentes. Ya no tiene que ser capaz de continuar este vandalismo sin sentido.

Considera esto como nuestra última advertencia.

Atentamente, Anonymous “.

Anonymous nuevamente piratea la página web del gobierno ruso a modo de protesta contra la censura en curso.

Aunque la desfiguración de Rossotrudnichestvo no puede obligar a las autoridades rusas a poner fin a la censura actual, el regreso sorpresivo de hackers de Anonymous, sin embargo, es una noticia positiva para los movimientos anticensura.

El tiempo nos dirá si realmente fue Anonymous, o si es un Estado quien está detrás de este ataque perpetrado a las autoridades rusas.

Sígueme en Twitter